La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Cómo afecta la estructura familiar a la educación de los hijos

13FamiliasThe World Family Map 2013 es una iniciativa del grupo Child Trends, que tiene por objeto estudiar las tendencias de la vida familiar en todo el mundo, y analizar cómo afectan al bienestar y a la educación de los menores de edad. Se trata de un extenso informe que estudia 45 países, que representan a todas las regiones del mundo y a la mayoría de la población mundial.

En este “Mapa Mundial de la Familia”, el mayor porcentaje de población adulta considera que los niños necesitan un hogar con una madre y un padre para crecer felices: por ejemplo, el 65% de los canadienses, el 63% de los norteamericanos, el 70% de los australianos y el 91 % de los sudafricanos son de esta opinión.

Como informa la agencia Aceprensa, respecto a la educación escolar, los datos muestran que los niños que viven en familias con madre y padre, en países de medianos y altos ingresos, tienen más probabilidades de estudiar con éxito los cursos. También adquieren mejor capacidad lectora que los niños que viven con uno o ninguno de sus padres. Estos resultados han sido destacados por Andrea Mrozek en un reciente artículo publicado en MercatorNet. El nuevo estudio pone de manifiesto que el fortalecimiento de la familia, entendida como convivencia entre madre, padre e hijos, mejora la educación de los menores, sin costo alguno para el erario público.

La situación es distinta en muchos países de bajos ingresos, que en su mayoría son del hemisferio sur. En estos países, los niños en hogares de un solo padre a menudo pueden hacer bien sus estudios de secundaria, aunque su situación familiar no sea la más conveniente.

Son varias las razones que pueden explicar esta situación. La familia puede recibir diversas ayudas de sus otros familiares próximos –en estas regiones abundan las familias extensas, que incluyen a abuelos, tíos y primos–, o disponer de los recursos financieros del cónyuge que emigró al extranjero. En muchos países pobres, la estructura familiar no es lo más decisivo para la educación de los niños, teniendo en cuenta otros muchos obstáculos que influyen en los resultados educativos: falta de recursos financieros, incompetencia de las escuelas, enfermedad o desnutrición.

The World Family Map señala también una paradoja: las familias con madre y padre en los países de medianos y altos ingresos, que dan a los niños una mejor educación, son hoy más frágiles. Los países de bajos ingresos, por su parte, pueden ofrecer una idea de cómo fortalecer a las familias: cuentan con una parentela extensa que puede amortiguar en los niños los efectos de la monoparentalidad u orfandad.