La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
RESULTADOS DE LA CAMPAÑA DEL IRPF A FAVOR DE LA IGLESIA

Fernando Giméndez Barriocanal: “Mantener más de 9 millones de declarantes es una nota muy positiva”

El Secretario y Portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Mons. Juan Antonio Martínez Camino, SJ, y el Secretario de Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, presentaron ayer en rueda de prensa los resultados de la campaña de la Renta 2012, correspondiente al ejercicio del IRPF 2011. En total, alrededor de 9,1 millones de declarantes marcaron la x en la casilla de la Iglesia, un millón más de los que asignaban en el 2007, lo que supone unos ingresos de 247,1 millones de euros.GimenezBarriocanal1

En el turno de preguntas, Giménez Barriocanal recordó que la casilla de la Iglesia y la de otros fines sociales “son totalmente independientes”, por tanto, cada una de ellas recibe el 0,7% de la declaración de quien la marque y que sin no marca ninguna, el dinero se lo queda el Estado.

En cuanto al número de declaraciones, explicó que “es imposibles saber qué declaraciones son conjuntas y cuántas son individuales”. En este sentido, aclaró que estos datos proceden de estadísticas de Hacienda y que las personas que han hecho la declaración de la renta, no tienen por qué ser también asignantes o, incluso, personas que han hecho la declaración con muy bajo importe o que están en las listas del paro o han solicitado la devolución de retenciones, trabajo temporal… Para Barriocanal, “lo más interesante es que en estos 5 años ha habido una tendencia creciente” y que la cantidad de este año supone “el segundo dato histórico de la nueva serie” -desde que en 2007 se dejase de percibir una partida de los Presupuestos Generales del Estado y se acordase la autofinanciación-, aunque este año se haya percibido un leve descenso por la consecuencia de la crisis económica.

También recordó que “la Iglesia es la única institución española que se somete a referéndum todos los años, al igual que la clase de Religión, donde todos los contribuyentes deciden una parte de su renta. Mantener más de 9 millones es una nota muy positiva”.

En cuanto a la exención de IBI, reiteró que “la Iglesia tiene el mismo régimen fiscal que otorga la ley de mecenazgo”, al igual que se rigen por ella todas las instituciones que favorecen a contribuir un bien social. Y sobre la partida de la Conferencia Episcopal destinada a Cáritas, señaló que “el reparto de dinero se hizo en la Asamblea Plenaria con un incremento de un 20% para Cáritas parroquiales y el resto es para la financiación básica de la Iglesia. Las Diócesis que realizan actividades pastorales, litúrgicas y caritativas se han incrementado. Todo este trabajo inmenso lo realiza la Iglesia”.

Por su parte, Mons. Martínez Camino recordó que la crisis en el 2011 alcanzó su “momento virulento”, por lo que hay más gente que no presentó declaración por no llegar al mínimo establecido para declarar.

Preguntado por la corrupción, se remitió a la instrucción pastoral de 1992 titulada “La verdad os hará libres”, en la que los obispos hablan de “la implicación de la fe, la moral y la libertad de fe para entender la inmoralidad en la vida pública”.

Además, se pronunció sobre la Iniciativa Legislativa Popular que está recogiendo firmas para pedir al Gobierno que legalice el vientre de alquiler, Mons. Martínez Camino afirmó que “es conocida la opinión de la Iglesia sobre la fragmentación de la maternidad y la paternidad que va ligada a la ruptura entre la unión conyugal y procreación”. Así, añadió que “el único contexto de la convocación a la existencia de un ser humano es la unión personal del padre y de la madre. Una persona es justamente acogida en el mundo cuando es unión de dos personas en cuerpo y alma. Es lo justo y lo digno” porque “producir seres humanos es injusto. No son cosas que se producen ni reses que se reproducen”.

Preguntado por la educación, advirtió que “los padres que eligen libremente un centro católico ven mermado su derecho cuando las autoridades descuidan a esos centros ayudas económicas”. “Un estado democrático no le pone trabas a ese derecho de los padres”, concluyó.

Leve descenso de la cantidad asignada

En la última declaración de la Renta, correspondiente al IRPF 2011 (Campaña de la Renta 2012) un total de 7.357.037 declaraciones han sido a favor de la Iglesia Católica, lo que supone que la cantidad total recaudada por Asignación Tributaria es de 247,1 millones de euros. Teniendo en cuenta que el 23,24% de las declaraciones son conjuntas, se puede estimar que en torno a 9,1 millones de declarantes asignaron a favor de la Iglesia, un millón más de los que asignaban en el año 2007.

En estas cifras no se incluyen aquellos contribuyentes que, obteniendo rentas sujetas a IRPF, no están obligados a hacer declaración y que según los últimos datos de Hacienda publicados, ascienden a 6,7 millones de contribuyentes.

El actual sistema de asignación tributaria entró en vigor el 1º de enero de 2007. Se incrementó el coeficiente al 0,7% y la Iglesia renunció a la exención del IVA vigente en algunas operaciones, lo que significaba desde esa fecha para las instituciones de la Iglesia un gasto añadido de unos 30 millones de euros (este gasto se ha incrementado en un 31% con la subida del tipo general de IVA del 16% al 21%). Además, con el nuevo sistema, el Estado no garantiza ya ningún mínimo para el sostenimiento básico de la Iglesia. Ha dejado de existir el llamado “complemento presupuestario”, de modo que la Iglesia, para su sostenimiento, sólo recibe lo que resulta de la asignación voluntaria de los contribuyentes y nada de los Presupuestos Generales del Estado.