La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
En una emotiva despedida

El Papa afirma que en su retiro siempre estará cerca del clero romano “aunque permanezca oculto para el mundo”

1_0_664465El Papa se despidió ayer jueves de los párrocos y el clero de la diócesis de Roma, de la que es obispo, diciéndole que aunque ahora se retire, “estaré siempre cerca de todos vosotros con la plegaria y estoy también seguro de que todos vosotros estaréis cerca de mí, aunque permanezca oculto para el mundo”. Antes de entrar en el aula donde se celebró la audiencia, los párrocos y resto del clero romano, acompañados por el cardenal vicario Agostino Vallini y por los obispos auxiliares, pasaron procesionalmente en la basílica de San Pedro para pronunciar la Profesión de Fe ante el altar de la Cátedra.

Benedicto XVI, que fue acogido con las notas del himno “Tu es Petrus” se dirigió a los presentes dándole gracias “por vuestro afecto, por vuestro amor por la Iglesia y por el Papa”. “Para mí es un don particular de la Providencia -continuó- que antes de dejar el ministerio petrino, pueda ver otra vez a mi clero, al clero de Roma. Es siempre una gran alegría ver cómo la Iglesia vive, cómo está viva en Roma: hay pastores que en el espíritu del Pastor supremo guían la grey del Señor. Es un clero realmente católico, es decir, universal y este hecho responde a la esencia misma de la Iglesia en Roma: llevar la universalidad, la catolicidad de todas las gentes, de todas las razas, de todas las culturas”.

“Hoy habéis confesado el Credo ante la tumba de San Pedro: en el Año de la Fe; me parece un gesto muy oportuno y quizás necesario que el clero de Roma se reúna alrededor de la tumba del apóstol al que el Señor dijo :”Te confío mi Iglesia. Sobre tí edificaré mi Iglesia”. Ante el Señor, junto con Pedro habéis confesado: “Tu eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo”. Así crece la Iglesia: junto con Pedro, confesar a Cristo, seguir a Cristo. Es lo que hacemos siempre. Os agradezco mucho vuestras oraciones que he sentido -como dije el miércoles- casi físicamente. Aunque ahora me retire, estaré siempre cerca de todos vosotros con la plegaria y estoy también seguro de que todos vosotros estaréis cerca de mí, aunque permanezca oculto para el mundo”.

A continuación el Papa habló con los presentes en el Aula Pablo VI de su experiencia personal en el Concilio Vaticano II, como los sacerdotes habían solicitado.