La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El Arzobispo de Valencia abre en Xátiva el Año Santo Jubilar concedido por el Papa a la colegiata de Santa María

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, presidió ayer en la localidad valenciana de Xàtiva la apertura del Año Santo Jubilar concedido por el papa Benedicto XVI a la iglesia colegial de Santa María con motivo del 600 aPiversario desde que fue erigida como colegiata.  Osoro

La apertura del Año Santo se celebró en la fiesta del Bautismo del Señor. Al término de la ceremonia el prelado descubrió una piedra con los nombres de los sacerdotes, deanes, párrocos, abades y abades mitrados de la colegiata desde 1413 y un busto de bronce del Papa Benedicto XIII “gran benefactor de la colegiata” situados en el interior del templo, al lado del baptisterio, ha añadido.

De esta manera la colegiata se convierte en templo jubilar “para los católicos de Xàtiva, para toda la diócesis de Valencia y para cuantos, como peregrinos jubilares, visiten durante el año 2013 la colegiata para obtener la indulgencia plenaria”. Así, la Santa Sede concede la indulgencia plenaria a quienes participen en celebraciones del Año Santo, una vez cumplidas las condiciones habituales de confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Papa.

La iglesia se levantó originalmente a partir de la antigua mezquita por decisión del rey Jaime I que la dedicó a Santa María y fue elevada a la categoría de colegiata por el papa Benedicto XIII en 1413, regida por 15 canónigos. El actual templo comenzó a construirse en 1596.

Desde la Colegiata se afronta este Año Jubilar con diversos objetivos, entre los que figura “acrecentar la importancia del templo en la vida cristiana, pastoral, social y pública de la ciudad; trabajar en la Nueva Evangelización con el lema del Año: “Somos Iglesia, hacemos Iglesia”; , promover una pastoral especial “viva y atractiva con la juventud mediante la preparación a la Confirmación y postconfirmación” y fomentar el voluntariado para las distintas acciones que se llevan a cabo en la Colegiata, ha añadido.

Por otro parte, dentro de los actos conmemorativos del Año Santo, y “como signo de misericordia con los más necesitados en este tiempo jubilar”, desde la colegiata se han solicitado la confección de rosarios de madera a familias de Belén (Jerusalén). Las piezas pueden adquirirse a cambio de un donativo, cuya recaudación irá destinada a Cáritas de la Seo de Xàtiva y a un orfanato de la ciudad de Belén.