La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

«Uno de los nuestros»

Uno de los instrumentos de democracia participativa que prevé el Tratado de
Lisboa es la Iniciativa Ciudadana Europea. Para que este recurso prospere es
necesario presentar a la Comisión Europea al menos un millón de firmas
procedentes de siete países de la Unión. Amparados en este recurso
jurídico-político una serie de asociaciones, organismos no gubernamentales,
instituciones laicas y religiosas, han iniciado un movimiento de ámbito europeo
que con el lema “One of us”, (Uno de los nuestros) demanda la protección
jurídica del derecho a la vida y la integridad de todo ser humano desde el
momento de su concepción.

La finalidad es conseguir que la Unión Europea deje de destinar fondos a programas que atentan contra la vida humana; ya se trate de la  promoción del aborto en países del Tercer Mundo, ya sea para inanciar sofisticados programas de investigación en los que se usan y se destruyen embriones humanos. La ciudadanía europea tiene la oportunidad de dar un paso al frente en un asunto de extrema gravedad. Durante decenios se aceptó que la defensa de la vida era una batalla perdida. Hoy, gracias a los movimientos provida, se ha conseguido que esta cuestión regrese a las agendas
sociales y gubernamentales. La defensa de la dignidad de toda vida humana y el
deber de protección de los más débiles exige una movilización masiva, pacífica y
contundente. Se trata de un deber de justicia con cada uno de los más de un
millón de víctimas del aborto en Europa y de un ejercicio de solidaridad con
todo el continente europeo