La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El 55 por ciento de los adolescentes españoles consideran justificado el uso de la violencia

Adolescentes empesariosSegún indica el informe ‘Adolescentes y Social Media: 4 generaciones del nuevo milenio’, promovido por la Confederación Española de Centros Educativos (CECE), un 55% de los adolescentes cree que la violencia está justificada, e incluso un 26,7% estaría interesado en aprender a manejar armas de fuego. Un 27% dice insultar a sus a conocidos o amigos a través de las redes sociales «cuando se les provoca» y el 19% haberlos amenazado. Además, el 42% navega por internet sin ningún tipo de control parental.

El estudio, que forma parte de una campaña para reducir el uso y la exposición a la violencia en la red por parte de los menores, señala que el 42 % de ellos dedica más de tres horas al día a navegar por internet a través de redes sociales y que el 72,5 % tiene al menos un perfil en redes sociales. No obstante, solo el 14 % tiene una participación activa en la red, generando contenidos a través de blogs o colgando vídeos.

En realidad, el 80 % de los adolescentes de entre 12 y 18 años realiza un uso «pasivo» de la red y se limita a «consumir contenidos», según ha indicado el CEO de la ONG Intermedia Consulting, Reynaldo Rivera, que ha participado en la investigación.

En este sentido, Rivera ha indicado que, en el estudio, se ha calculado una relación inversamente proporcional entre el número de horas que los adolescentes dedican a socializarse a través de internet con su capacidad para relacionarse de forma normal y establecer lazos de amistad en el mundo ‘offline’.

Contenido violento y pornográfico

Además, ha destacado las cifras de adolescentes que consideran justificado el uso de la violencia para obtener sus propios fines (55 %) y el de aquellos que consumen contenidos «violentos» a través de internet. Según el estudio, el 17 % de los adolescentes consume pornografía a través de la red y el 6 % recibe material pornográfico de sus compañeros. Además, el 22 % de los menores tiene contacto virtual con extraños.

Por todo ello, el CEO de la organización ha señalado la necesidad de romper con algunos ‘cliches’ respecto a la concepción que habitualmente se tiene de los «nativos de internet». En este sentido, ha señalado que no todos los adolescentes utilizan internet de igual modo ni consumen el mismo tipo de contenidos.

Así, Rivera ha matizado que podrían haber cuatro diferentes patrones del comportamiento de los menores en internet entre los que ha destacado dos grupos mayoritarios. El primero, del que forma parte el 39% de los adolescentes, lo forman menores insertados en la sociedad, familia y entre sus amigos de forma positiva, tienen un porcentaje alto de supervisión y orientación parental y suelen tener creencias y prácticas religiosas. Este grupo presenta un nivel bajo de valores y un consumo bajo de contenidos violentos. Además, tiene una baja disposición hacia adoptar conductas relacionadas con el ‘Bullying.’

En el otro extremo, hay un grupo (31 % de los adolescentes) que se caracteriza por una mayor aceptación de actitudes y comportamientos violentos y que, por lo general, no tiene ningún tipo de control parental sobre los contenidos que consume en la red y que habitualmente se relaciona con «amistades peligrosas», según ha indicado Rivera.

Así, el Presidente de Intermedia Consulting ha subrayado que se debe romper con la idea de que las redes sociales e internet «no son la causa de la violencia» y ha asegurado que «cualquier persona que es atacada en las redes sociales ha sido atacada antes en el colegio o en su barrio». Por ello, ha recomendado que las campañas de prevención de violencia en la red no vayan orientadas a «alertar sobre los riesgos» de internet sino a «fomentar las relaciones».

Del mismo modo, el director general de la agencia de publicidad y redes sociales ‘101’, Gustavo Entrala, ha indicado que «cualquier acción que vaya encaminada a reprimir el uso de la tecnología y las redes está condenada al fracaso» y ha asegurado que lo que hay que hacer es «enseñar a convivir con la diversidad de opinión en la Red», en referencia al alto contenido de violencia verbal que hay en las redes sociales.

Por otra parte, Rivera ha señalado el deterioro de las relaciones familiares como causa de una mala inserción social de los adolescentes que les lleva a adoptar conductas violentas dentro y fuera de internet. Según ha asegurado, el documento muestra datos «significativos» como que el 71 % de los adolescentes no sabe qué piensan sus padres en materia de religión y política, al 75 % de ellos no le han explicado como gestionar su propia afectividad y el 42 % navega sin ningún tipo de control parental.

Asímismo, el 42% nunca ha visto una película con sus padres, el 73% no ha jugado con ellos a videojuegos y el 60,4% nunca les habla sobre lo que hace en internet. En este sentido, ha asegurado que «la falta de vida familiar genera ciudadanos desconectados de la sociedad» y sin capacidad para discernir de qué contenidos son adecuados o no.

Por todo ello, recomienda que tanto padres como profesores «se conviertan en aliados» para educar a los niños en el uso de la red. Según ha asegurado, los profesores deberían ser modelos cercanos en el uso de las Redes Sociales, a quienes sus alumnos puedan consultar. En este sentido, ha criticado la carencia de educación sobre el uso de la red que los niños reciben en los colegios ya que, según el estudio, «solo el 35 % de los adolescentes tiene acceso a internet en el colegio».