La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
A PROPOSITO DE LOS RECORTES EN SANIDAD Y EDUCACION

Cáritas da la voz de alarma en el Senado sobre el crecimiento de la exclusión social y pide una ley que frene por completo los desahucios

fotonoticia_20121217132424_500El secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, ha advertido en elSenado de que «las distintas decisiones que se han ido tomando en los ámbitos educativos y de sanidad han tenido un impacto directo en la exclusión» y ha defendido el carácter universal y gratuito de la educación y de la sanidad como «mecanismos de protección».

Así lo ha indicado durante su comparecencia en laComisión Especial de estudio sobre las nuevas formas de exclusión social como consecuencia del fuerte incremento del desempleo.  Mora ha concretado, además, que una baja intensidad protectora en Sanidad provocará mayores niveles de exclusión social y que «lo que hoy se atienda mal, se atenderá peor y bastante más caro dentro de unos años».

Mientras, en el ámbito educativo, ha señalado que «si no se compensan las desigualdades, cada vez serán mayores» y ha alertado de que, por ejemplo, la bajada en las becas de comedor ha provocado «un incremento de las personas con necesidad de alimentación». Ante esta situación, ha pedido a las administraciones que las políticas de protección social más básicas que, a su juicio, están dando «un paso atrás», no sean «las primeras que se erosionen» pues, según ha precisado, «medidas que a corto plazo pueden tener un impacto importante a nivel presupuestario, a medio plazo van a ser incluso más caras de sostener».

En este sentido, ha facilitado algunos datos de la situación actual en España que, a su juicio, reflejan que se está avanzando hacia una crisis estructural como que 1,7 millones de familias tienen a todos sus activos en paro y que 600.000 hogares no reciben ningún tipo de ingreso, una cifra que ha calificado de «espeluznante».

Por otro lado, Sebastián Mora, ha pedido e una ley «más amplia» que la ya aprobada por el Gobierno para frenar por completo los desahucios y, con ello, el drama de las personas que se quitan la vida al quedarse sin su vivienda. «Nosotros, y así lo ha hecho la Conferencia Episcopal Española, apostamos por una ley mucho más amplia de la que ya se ha aprobado para que haya una intervención muy directa con el tema de los desahucios», ha remarcado.

Durante la Comisión Especial de estudio sobre las nuevas formas de exclusión social como consecuencia del fuerte incremento del desempleo, Mora ha destacado que el problema de la vivienda va «mucho más allá de los desahucios» ya que, según ha concretado, «30.000 personas están viviendo en la calle y más de un millón de familias viven en hacinamientos o infravivienda». No obstante, ha añadido que «también tiene que ver con los desahucios» y que «paradójicamente» la sociedad actual es «una sociedad de personas sin casa y de casas sin personas».