La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El Presidente del Episcopado señala que las obras del Papa “no solo tienen interés para la Iglesia sino también para la cultura y pensamiento de España en este momento de la historia y para siempre”

El Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, participó ayer en el acto de presentación de las obras completas de Joseph Ratzinger “Teología de la Liturgia”, así como del último libro del Papa “La infancia de Jesús”, que tuvo lugar en la Biblioteca Nacional. Además, intervinieron Olegario González de Cardedal, profesor emérito de la Universidad Pontificia de Salamanca , Hermann Tertsch, periodista, Ana Bustelo, editora de Planeta y Carlos Granados, director general de la Biblioteca de Autores Cristianos. 

En su intervención, el Cardenal Rouco Varela agradeció a la BAC la traducción de las obras y que el acto se haya celebrado en la Biblioteca Nacional, lo que pone de manifiesto que “la traducción de las obras al español no solo tiene interés para la Iglesia, sino también para la cultura y pensamiento de España en este momento de la historia y para siempre”. A su juicio, en la teología, la obra tampoco es “separable de su autor” y se remontó a la infancia de cuando Joseph Ratzinger era un niño y “quería ser sacerdote”. Así, prosiguió, “comienza su historia personal, espiritual, humana e intelectual” en el Seminario, en Alemania, y donde cursa lo equivalente a nuestro Bachillerato “con clarísima orientación vocacional”. A partir de ahí, comenzó sus estudios de Teología y “vivió su sacerdocio como una vocación intelectual”.

Además, comentó que “se puede ser sacerdote con mucha pasión, siendo intelectual y sirviendo a la Iglesia, sin haber sido nunca párroco”, pues apenas fue dos semestres coadjutor de una parroquia de Munich. A pesar de ello, “el Papa ha sido un sacerdote que vivió su sacerdocio a fondo, con entrega al Señor, siendo teólogo, profesor, investigador y así lo ha sido toda su vida”. Para el Cardenal, “lo ha hecho con una pasión por llevar el Evangelio al hombre de nuestro tiempo” y así lo hizo hasta que fue creado cardenal y, posteriormente, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Asimismo, invitó a leer la obra de Benedicto XVI, que puede ayudar a “una lectura espiritual para ser sacerdote mirando a Cristo”. Y aseguró que “es una gracia” que haya visto la luz este tercer volumen de “La infancia de Jesús”, que debe leerse no sólo dentro de la Iglesia –catequistas, personas en proceso de formación de su fe, profesores de Teología…- sino también fuera del ámbito eclesial.  “Viviremos mejor, con mayor hondura espiritual, mayor fecundidad histórica, la obra de Joseph Ratzinger”. Y concluyó reiterando que “en España cuesta mucho que se reconozca la Teología como ciencia. No es una ideología ni un relato para niños, es una ciencia”.

 

El profesor emérito de la Universidad Pontificia de Salamanca, Olegario González de Cardedal, habló de la anécdota a la categoría, del sentido de este tomo XI de las obras completas, del libro “La infancia de Jesús”, que también se presentaba ayer, y aportó unas conclusiones, centrándose en el marco de España.  En cuanto a la anécdota, dijo que “es un libro de un autor, como millones de libros y millones de autores”, con la peculiaridad de que éste es de la cabeza de una comunidad de más de mil millones de hombres y apuntó que “ha querido diferenciar su trayectoria biográfica, teológica de profesor y lo que es su autoridad”, de ahí que el libro “La infancia de Jesús” sí esté firmado por Benedicto XVI, exponiéndose a la “lectura crítica”, lo que supone, según dijo “una novedad en la historia de la Iglesia”.

A su juicio, el Santo Padre es “una autoridad Suprema en la iglesia que, como tal, antes que dar que obedecer, nos da que pensar. Y antes que a la fe, o la vez, invita a la razón o nos hace sospechar que no es posible ninguna razón sin una cierta dimensión de racionalidad” porque “detrás hay unas determinaciones de fe”.

También comentó que el tomo XI es el primero en aparecer porque “así lo ha querido la liturgia” y de “La infancia de Jesús”, señaló que “ofrece las claves” para comprender la identidad de Jesús.

Traducción de la BAC

Carlos Granados puso de manifiesto que el Papa ha ido aprobando los escritos de cada volumen y su desarrollo temático. Sin embargo, apuntó que esta recopilación ofrece una novedad: “acceder a la obra en su integridad”, ya que había escritos no traducidos al español y otros eran difíciles de encontrar. Además, desde la BAC se ha afinado la traducción “al máximo”, y con estas obras completas se puede acceder orgánicamente a la obra.

Por su parte, la editora de Planeta señaló que es “un honor especial”, que la última obra del Papa la haya editado Planeta y que, en menos de 10 días se ha convertido en el número 1 en la lista de los libros más vendidos en España y ya ha sido reeditado dos veces, desde que vio la luz el pasado día 21.

También, Herman Tertsch habló del impacto de este Papa en el mundo, en sus 7 años de Pontificado, recordando que “este Papa quiere concienciar a la sociedad moderna de que la ausencia de Dios les ha llevado a la falta de criterio” y afirmó que siempre ha defendido la “verdad y la justicia”.

Las obras completas serán publicadas en 16 volúmenes de las obras completas de Joseph Ratzinger traducidas al español.