La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Fernando Díez Moreno: “Una sociedad moralmente sana está mejor preparada para combatir la crisis”

En la mesa redonda ‘La crisis económica y sus raíces morales’ el abogado del Estado, subsecretario de Economía y Hacienda (1996-2000) y secretario de Estado de Defensa (2000-04), Fernando Díez Moreno,ha asegurado que es evidente que “una sociedad moralmente sana y fuerte, con creencias y dispuesta a la defensa de los valores, está mejor preparada para combatir la crisis económica” y ha sugerido un tratamiento contra la crisis moral. Sus recetas son: ejemplaridad, lucha contra la ideología de género, educación en valores y carácter de la lucha contra la crisis moral.

En su intervención, ha señalado que a raíz de la aprobación del matrimonio homosexual “el TC se ha convertido en intérprete de las tendencias sociales” y ha destacado que “hace falta una sólida educación para estar informado de los valores morales, de que hay normas objetivas universales que permiten distinguir entre el bien y el mal moral”.

Por su parte, el catedrático de Historia del Pensamiento Económico de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Rodríguez Braun, ha afirmado que “las crisis económicas animan siempre reflexiones éticas”. La moral exige la libertad. “Por supuesto que hay problemas morales relacionados con la crisis” ha asegurado, como cuando se admite que “la gente libre es codiciosa” o cuando “se sostiene con osadía que la religión es enemiga de la libertad y que hay que combatir a la Iglesia católica”.

Finalmente, el ingeniero de Caminos y ministro de Transportes y Comunicaciones (1978-1980) y de Trabajo (1980-82), Salvador Sánchez- Terán, que ha ejercido de presidente de la mesa, ha hecho una síntesis de la crisis económica. “La salida de la crisis exige muy diferentes medidas”, ha afirmado y ha señalado cuatro “opciones operativas contra la crisis económica y sus raíces morales”: un programa de lucha contra la corrupción y a favor de la regeneración moral de la clase política, una revisión en profundidad del proyecto de ley de transparencia, la introducción del sistema de gobierno abierto para que así se pase “de una democracia del siglo XX a una del siglo XXI” y la denuncia de irregularidades de cuentas públicas.

“Este XIV Congreso es un instrumento ejemplar de esa lucha” contra la crisis moral, ha asegurado Fernando Díez Moreno, pues“desde la sociedad civil es desde donde hay que abordar los problemas de las crisis morales”.Ha añadido que también es una tarea de cada uno. La idea de compromiso significa que la plenitud se quiera alcanzar “mediante una adicional entrega a los demás o al servicio de la comunidad”, ha asegurado. En este sentido, Rodríguez Braun ha señalado que no podemos entrar en problemas de fondo pensando que la política los va a resolver. “Tengo más confianza en la sociedad civil que en la política” ha asegurado.