La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Fran Cañestro: «Después de la JMJ los jóvenes tenemos ganas de anunciar a todos la alegría de la fe»

Este jueves, 1 de noviembre, comenzará en Valencia el Congreso de Pastoral Juvenil,  organizado por la Conferencia Episcopal en el que va a estar presente, como no podía ser de otra manera, la Diócesis de Madrid. Con este motivo hemos hablado con el coordinador de la Pastoral Juvenil, Fran Cañestro, quien nos ha comentado qué va a aportar este Congreso y, sobre todo, de cara a la Misión Madrid. 
 
-¿Cuántos jóvenes madrileños asisten al Congreso?
Participan 86 congresistas. El perfil es variado, desde el equipo de coordinadores de la pastoral juvenil de la Diócesis, responsables de la pastoral juvenil de congregaciones, jóvenes que trabajan con jóvenes en las parroquias y difeerentes realidades ecolesiales.
 
– Uno de los objetivos de este Congreso es descubrir nuevos caminos para evangelizar a los jóvenes. ¿Por dónde irían esos caminos en nuestra Archidiócesis?
Los caminos de la nueva evangelización siempre nos tienen que llevar por el camino de la conversión personal que nos haga fuertes para el testimonio. En nuestra Diócesis estamos inmersos en la preparación de la Misión Madrid. Dentro de esta tiene entidad específica el Plan Joven, que aborda la evangelización de los jóvenes por los jóvenes cristianos. Esos son los caminos amplios para este curso.
 
– Otro de los temas que se pretenden abordar en este encuentro es el de actualizar la pastoral con jóvenes al lenguaje, la sensibilidad, la psicología y la afectividad de los jóvenes españoles del siglo XXI. ¿La JMJ supuso una actualización en este sentido en nuestra diócesis? ¿Cómo se ha trabajado este punto?
La JMJ es la mayor escuela de evangelización que tiene la Iglesia hoy para jóvenes y mayores. Supuso, además de una gracia y un reto, el tensar la entrega, la coordinación, la oración… de la realidad eclesial diocesana, especialmente del tejido joven de la misma. Fue un curso intenso de inmersión, y una experiencia de Iglesia que ha revitalizado a la comunidad diocesana de manera amplia y profunda. La presencia en las redes sociales, las catequesis, la convocatoria de los jóvenes… ha supuesto un hito en el uso de nuevas herramientas y nuevos lenguajes a la hora de convocar y sobretodo, de expresar el contenido de la fe. El Youcat, es el catecismo mismo para los jóvenes… valga esta muestra como exponente de esta realidad.
 
– ¿Con qué ánimo vais los jóvenes a este encuentro en Valencia? ¿Qué crees que os puede aportar? ¿Qué puede aportar para la Misión Madrid?
Este es el primer congreso convocado a nivel de CEE para toda España. Es un buen momento para rezar juntos, pensar, reflexionar, proyectar pistas nuevas que nos impulsen a comunicar el evangelio  a los demás. Después de la JMJ los jóvenes tenemos ganas de más… de anunciar a todos la alegría de la fe. Después del Sínodo que ha abordado este tema, también nosotros, acompañados por los obispos queremos ver juntos este reto de la Iglesia Universal. ESperamos venir con más ganas, con más fuerza para abordar la misión en Madrid.
 
– Jóvenes testigos del Evangelio hoy. ¿Es una realidad en Madrid? ¿Qué hay que cambiar? ¿Dónde es más necesaria su presencia? ¿De qué modo?
Esta pregunta responde a una inquietud general, lo que no hay es una respuesta única, si la tuviera yo la compartiría con todos. En Madrid hay mucho joven testigo de Cristo y su Buena Nueva, pero son como la buena hierba que crece de noche, sin ruidos ni aspavientos. Pero también tenemos el reto de rejuvenecer nuestra comunidad diocesana, hay mucho joven que vive como si Cristo no tuviesse ansia de él, como si Cristo no se hubiera entregado también por él. Creo que en los areópagos de la Universidad, del ocio, del tiempo libre, de las redes sociales, en las comunidades parroquiales envejecidas… en todos esos ambientes es necesaria la presencia creyente de los jóvenes, para transformar, para evangelizar, para anunciar a Cristo, para ser fuente de fe y de esperanza.
 
– Y después de este Congreso, ¿qué? ¿Cuáles son los planes de trabajo de la Delegación para este curso, con la Misión Madrid? ¿Qué iniciativas se van a poner en marcha para aplicar lo aprendido/trabajado en este Encuentro?
Seguro que nos abre muchas pistas de trabajo y de reflexión. Tenemos que abordar el Plan Joven de la Misión Madrid. Nos prepararemos para anunciar a Cristo donde quiera que vayamos. Tenemos la Vigilia de la Almudena, que nos congregará a todos los jóvenes muy pronto, con esa campaña solidaria (necesaria también en estos tiempos de precariedad para tantos)… javierada, evangalizaciones mensuales, escuelas de formación, adoraciones, talleres de nueva evangelización…