La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Los Obispos del Sur recuerdan a la Junta que la finalidad de los templos es el culto

La CXXIII Asamblea de los Obispos del Sur de España recordó ayer al consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, que la finalidad de los templos de la Iglesia Católica en Andalucía «es el culto» y que, por tal motivo, se abren todos los días.  
 
Los obispos andaluces, que concluyeron ayer la asamblea, reaccionaron así a la propuesta que hizo el pasado septiembre el consejero de crear «un espacio de diálogo» con la Iglesia en Andalucía para garantizar el disfrute, por parte de los ciudadanos, del patrimonio eclesiástico restaurado con dinero público. El consejero aseguró en aquella ocasión que «no se están cumpliendo los mínimos establecidos por la ley, que garantiza el acceso público gratuito al menos cuatro días al mes, o bien dicho mínimo se está supliendo con los horarios de culto, cuando de lo que se trata es de garantizar los derechos de la ciudadanía, al margen de sus creencias religiosas».

Así, los titulares de las archidiócesis y diócesis de Sevilla, Granada, Almería, Cádiz y Ceuta, Córdoba, Guadix, Huelva, Jaén, Asidonia-Jerez y Málaga, junto con los obispos eméritos de Cádiz, Huelva y Málaga, encomendaron al arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, «que le exprese a Luciano Alonso la necesidad de reanudar los trabajos de la comisión mixta de Patrimonio Cultural, creada por convenio suscrito entre ambas partes», si bien aclararon que «es de todos conocido que los templos, cuya finalidad es el culto, se abren diariamente».

Los obispos del Sur han dedicado buena parte de la asamblea a llevar a cabo «una amplia reflexión» sobre «la importancia pastoral de los medios de comunicación en este tiempo y las posibilidades que ofrecen para la nueva evangelización». Destacaron la necesidad de «impulsar la labor de las delegaciones diocesanas de Medios de Comunicación Social y de otras instituciones eclesiales dedicadas a la comunicación y a la información de la vida de la Iglesia».