La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
De ellos, el son 54% mujeres y el 46% hombres, y el 70 por ciento del total están en América Latina

Más de 14.000 misioneros españoles dan su vida en el mundo para dar a conocer el Evangelio

Hay 14.000 españoles sirviendo como misioneros católicos por todo el mundo. Los hay, muy numerosos, en países cercanos en lengua y cultura, como los 969 que difunden el Evangelio en Perú. Y los hay en culturas remotas, como los tres españoles de Papúa Nueva Guinea, los 26 de China o los 17 de Indonesia.

Todos ellos cuentan con el apoyo desde España de sus diócesis de origen o de sus órdenes religiosas, y también con el de los fieles de a pie, que se expresará este domingo a través de la colecta del Domund y que recoge y redistribuye Obras Misionales Pontificias.

Luis Jiménez, delegado de Misiones en Málaga y misionero de la Consolata, señala que «la Iglesia local se constituye como una gran sinfonía»: en una selva remota pueden coincidir dos religiosas de una congregación, un sacerdote de otra, una familia misionera de un movimiento laico, y trabajar todos juntos.
Cada verano, unos 10.000 jóvenes españoles dedican unos días a tener una experiencia misionera. Algunos van a misiones un par de meses. Caty Alberti, delegada de Misiones en Mallorca, explica que así va calando en ellos el sentir misionero y que ellos contagian su entusiasmo a otros jóvenes.

Pero en los países de misión lo que se necesita, sobre todo, son personas maduras en su fe y con un compromiso, radical, de por vida, que puedan construir comunidades cristianas donde muchas veces no han existido antes.