La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

La nigeriana Ezinne Ukagwu, premio Harambee 2012: “Hay mucho futuro en África”

La economista nigeriana Ezinne Ukagwu, que ayer recibió en Madrid el Premio Harambee a la Promoción e Igualdad de la Mujer Africana por sus proyectos en Nigeria, ha destacado que con lo que cuesta un cromo que se le compra a un niño en España, unos 60 céntimos, un niño nigeriano puede tener unos zapatos con los que recorrer los kilómetros que le separan de la escuela, camino que hacen en muchos casos también con el estómago vacío.

Ezinne Ukagwu estudió economía en la Universidad de Nsukka (Nigeria) y se especializó en Gestión de Hostelería entre Italia y Nigeria. En 1992 promovió junto con otras mujeres comprometidas con el país el Centro rural de Desarrollo en la localidad nigeriana de Iroto, una labor social a favor de la mujer. Por él, ha recibido el Premio Harambee “Comunicar África 2012”. En un desayuno informativo contó ayer su experiencia. 

En Iroto, una localidad en el oeste de Nigeria, Ezinne trabaja para aportar formación y conocimientos sobre nutrición, higiene y salud a 30.000 mujeres, que por haber nacido mujeres sus familias no ven la necesidad de mandarlas a las escuelas y se quedan desde niñas trabajando en sus casas. Sin embargo, esto provoca que el país no evolucine. Gracias a Harambee, el desconocimiento y carencias ante enfermedades como la malaria, la tuberculosis o las infecciones, causas de la mortalidad infantil en el país, se están superando.

Para Ezinne, “recibir este premio es un honor. Tengo un equipo que trabaja mucho y con este reconocimiento sabemos que lo que estamos haciendo merece la pena”. Dentro del programa de ayuda hay una partida para microcréditos: “damos algo para que las mujeres puedan empezar un negocio, después lo devuelven y otras personas se pueden beneficiar”. De esta manera, relata, “se han abierto negocios en la ciudad”. “La gente nigeriana que se forma fuera vuelven para transmitir sus conocimientos y ayudar a sacar adelante al país. Hay mucho futuro en África”, añade.

Cuentan, asimismo, con una clínica -de apenas dos camas y construída gracias a la aportación de una mujer alemana- que asiste a los habitantes de 33 pueblos cercanos a Iroto y atienden a niños, mujeres y familias cuando la climatología se lo permite porque no tienen medio de transporte. También asisten a domicilio a los más mayores a pie o en bicicleta. «Necesitamos un coche», señala.

Además de los programas de alfabetización puestos en marcha, se ha construido una escuela de educación primaria, cuyo objetivo en el nivel elemental es ayudar a las más pequeñas a mejorar sus conocimientos de lectura, escritura, cálculo, conversación y derechos humanos. Muchas de ellas continúan en el nivel superior, aprendiendo inglés y formación profesional sobre agricultura, hostelería o sanidad. “Está cambiando la situación, la sociedad se está dando cuenta de que se pueden hacer las cosas en familia”, afirma.

Los proyextos se financian con donativos de nigerianos y una ONG, que da becas a niñas que quieren estudiar. “Ha cambiado la vida de muchas familias”, explica, aunque reconoce que con la crisis económica, “tenemos que ajustarnos y tenemos que llegar a más nigerianos para que aporten más ayudas”.

La entrega del «Premio Harambee a la Promoción e Igualdad de la Mujer Africana» se realizó en la tarde de ayer en un acto presidido por la Presidenta de Honor de Harambee S.A.R. Doña Teresa de Borbón a las 19,30 h. en el Auditorio de Caixa Forum Madrid. Pº del Prado, 36. El premio fue entregado por la Directora de Orquesta Inma Shara.
Más información en www.harambee.es