La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
UN INFORME ALTAMENTE PREOCUPANTE

La libertad religiosa sigue bajo amenaza en numerosos países

La Fundación católica internacional “Ayuda a la Iglesia Necesitada” ha presentado este martes, 16 de octubre, el Informe sobre libertad religiosa en el Mundo 2012 (ILR), en el que se denuncia una situación altamente problemática en aquellos países cuya constitución hace preceptiva una religión oficial que no deja espacio a otras creencias, como es el caso de Arabia Saudí, o en estados donde se expulsa legalmente a personas de diferentes credos, como sucede en Tayikistán.

Frente a esto, en el ILR se subraya que en algunos países está creciendo la conciencia de la importancia que tiene la libertad religiosa. Así lo demuestran las decididas intervenciones de gobiernos y parlamentos de diversos Estados europeos, así como las resoluciones del Parlamento Europeo sobre libertad religiosa.

El Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo estudia el grado de libertad religiosa en 196 países. El análisis se refiere a la situación de todas las comunidades religiosas presentes en cada uno de estos países. Entre los grupos religiosos perjudicados por razón de su fe, los cristianos son, en todo el mundo, los que más sufren discriminación religiosa o persecución.

En el Informe se puede apreciar, a grandes rasgos, que tanto el derecho fundamental de libre elección de la religión como la manifestación pública de la fe siguen estando amenazados a nivel mundial. Algunos ejemplos son la creciente presión pública sobre los no musulmanes que ejerce la ley anti-blasfemia en Pakistán; la creciente presión de extremistas islámicos en países africanos como Kenia, Malí, Nigeria y Chad; los intentos de grupos laicistas de imponer en algunos países europeos sus propias ideas secularizantes, así como la introducción, en varios estados de la India, de leyes que impiden el cambio de religión.

Este informe, que se ha presentado de forma simultánea en varias oficinas nacionales de la institución, se publica en seis idiomas: inglés, español, francés, italiano, alemán y portugués.