La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Milenio del Reino de Granada

Francisco Rodríguez Barragán. Licenciado en Geografía, Historia y Derecho.- Cada día nos desayunamos con el ruido nacionalista y sus “razones” para reclamar la independencia y romper España, pero hoy veo una viñeta anunciadora de la celebración del Milenio del Reino de Granada, mi tierra donde nací y vivo, y se me ha ocurrido que podríamos utilizar la tal celebración para reclamar también nuestra independencia. (No se alarmen: todo es broma). 

Los datos históricos que demuestran la existencia independiente del reino de Granada desde el año 1013 son mucho más claros que los que invocan otros territorios. Desde la desintegración del califato de Córdoba y la aparición de los reinos de taifas, la dinastía zirí y luego la nazarí, mantuvieron la personalidad propia del reino de Granada frente a los demás reinos musulmanes o cristianos que formaban España, hasta el 2 de enero de 1492, día en el que Abu Abdalá, Boabdil el Chico, entregó su reino a los Reyes Católicos. El palacio de la Alhambra y las obras de muchos historiadores, árabes y cristianos, españoles y extranjeros, atestiguan, sin sombra de duda,  la existencia del reino de Granada.

Los granadinos además tenemos un habla diferenciada. Sobre ello pueden consultarse la Dialectología Andaluza del Profesor Móndejar o los muchos diccionarios del “granaíno,” que pueden encontrarse en el sabelotodo Google, humorísticos pero reales. Hablamos un español distinto al que hablan otras regiones españolas, pero nos esforzamos por escribir de acuerdo con la RAE. Podíamos haber hecho lo contrario. Escribir como hablamos y defender a capa y espada nuestros modismos y tratar de imponerlos a nuestros niños desde la escuela. Las comedias de los hermanos Álvarez Quintero podían ser nuestra “lengua propia” ¿les parece?

También tenemos un carácter específico, quizás para nuestro mal. Es proverbial la mala sombra granadina (no es sombra precisamente lo que decimos) pero sobre ello habló doctamente nuestro paisano el profesor Don Francisco Murillo Ferrol, padre de la Sociología, cuando fue investido doctor honoris causa por la Universidad de Granada. Quien quiera saber lo que dijo puede encontrarlo en internet. También sobre nuestra mala f… puede consultarse el divertido libro de José García Ladrón de Guevara, muy ilustrativo.

Existe una minoría de granadinos que piensan fue una desgracia que los Reyes Católicos conquistaran Granada. Quizás preferirían que este reino siguiera siendo musulmán. No entiendo ni comparto su postura, pero hasta Blas Infante, mártir de la causa andalucista, fue a Marruecos en busca de los descendientes de los moriscos que salieron de España en 1609 y allí, parece que  se convirtió al Islam, aunque su familia lo niega.

Pienso que buena parte de los  descendientes de aquellos moriscos ya están en Granada. Volvieron en patera, consiguieron la nacionalidad española y aumenta rápidamente su población gracias a su alta fecundidad.

“Políticamente manipulados” con todos estos elementos podía  quizás montarse otra secesión de esta vieja nación llamada España (Dios no lo quiera).

Personalmente no puedo olvidar los siglos que llevamos viviendo juntos, compartiendo tiempos buenos y malos, pero siempre orgullosos de ser españoles.

Aquí, en Granada, reposan los restos de los Reyes que hicieron posible esta nación y allí encamino mis pasos para rezar por España y recordar la poesía:

Bajo la luz agónica y rosada

con que una lamparilla velaba junto a un Cristo.

Yo he visto en la Capilla de Reyes de Granada,

donde duerme la reina enamorada de sus altas querellas,

brotar, soñando ya, de sus pupilas

lágrimas que enjoyaban como estrellas

la mustia flor de sus ojeras lilas.