La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El Papa anima a rezar y comprometerse por la paz en Oriente Medio

El Santo Padre Benedicto XVI celebró ayer a las 10,30 en la Plaza de San Pedro la tradicional audiencia general de los miércoles a la que asistieron varios miles de peregrinos de numerosos países.

A partir de esta audiencia, además de los locutores habituales en las diversas lenguas se ha incluido uno en árabe, en continuidad con el reciente viaje apostólico a El Líbano, y con la publicación de la Exhortación postsinodal Ecclesia in Medio Oriente dado que el Papa desea manifestar de este modo su incesante interés y apoyo a los cristianos de Oriente Medio, y recordar a todos el deber de rezar y comprometerse por la paz en esta región.

Hablando en italiano el Papa recordó que estamos en vísperas de la celebración de los cincuenta años de la apertura del Concilio Ecuménico Vaticano II y del inicio del Año de la fe. Por esta razón explicó que con esta catequesis desea comenzar a reflexionar, con algunos breves pensamientos, sobre el gran evento de la Iglesia que ha sido el Concilio, y del que él mismo ha sido un testigo directo.

El Papa también afirmó que el Concilio se nos presenta como “un gran fresco, pintado en su gran multiplicidad y variedad de elementos, bajo la guía del Espíritu Santo”, por lo que como cuando se está frente a un gran cuadro, desde aquel momento de gracia, también hoy seguimos tomando su extraordinaria riqueza y redescubriendo paisajes y fragmentos particulares.