La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Anastasio Gil: “No hay misión sin misioneros”

El Director Nacional de OMP, Anastasio Gil, y los Directores diocesanos de las OMP en Sevilla, Eduardo Martín, en Málaga, Luis Jiménez, y en Mallorca, Caty Alberti, comparecieron ayer para presentar en rueda de prensa la campaña del Domund de este año, que la Iglesia celebra el próximo domingo 21 de octubre, con el lema “Misioneros de la fe”. 

En su intervención, el director de OMP recordó que el Domund se celebra en la Iglesia Universal el penúltimo domingo de octubre, desde hace 90 años, cuando el Papa Pío XI constituyó esta iniciativa en la Obra Pontificia, una campaña explicó, que “contribuye con la oración y la limosna a ayudar a los misioneros en misión”.

 

En cuanto al lema, “Misioneros de la fe”, señaló que, por un lado, subraya que “no hay misión sin misioneros. Ellos son los protagonistas, hacen posible la exposición del Evangelio” y, por otro, hace un guiño al Año de la fe porque “la fe es la razón de ser de la misión, la fe urge la caridad a favor de los más necesitados”.

 

“Cada año, más de 100 españoles viven una experiencia para toda la vida, miles de jóvenes en verano, sacerdotes diocesanos, religiosos y religiosas, laicos…”. Comentó que el pasado año se recaudaron 20 millones de euros en las tres colectas anuales de OMP: Domund, Infancia misionera y Vocaciones nativas.

 

El director de OMP de Sevilla, habló de la relación que mantienen los misioneros con la delegación de origen y destacó que “son lo más parecido a embajadores y cónsules del corazón de cada misionero y cada misión”. “No hay necesidad de un misionero que no sea atendido aunque la Diócesis se tenga que despojar de lo que también necesita”, añadió y afirmó que el contacto con los misioneros es real y una fuente que hace que se forme un solo cuerpo con el misionero”.

 

Por su parte, Luis Jiménez comentó que hay “una simbiosis total” entre la Iglesia local y las congregaciones religiosas. Y es que “la Iglesia local es el primer sujeto de la misión y la comunidad cristiana comparte la misión evangelizadora”. Además, señaló que “hay nuevos ámbitos de misión” y que “España está en estado de misión”. “A los alejados hay que atraerlos, abriendo mentes y corazones de Europa a la solidridad, a los pueblos más pobres, caminos de liberación y de desarrollo de las personas”.

 

España aporta más de 14.000 misioneros de los cuales, 8.715 en América 3.040 en Europa, 2.040 en África, 780 en Asia y 7 en Oceanía.

 

Finalmente, intervino Caty Alberti, quien relató la experiencia de los jóvenes que llegan a las delegaciones con inquietudes misioneras. Son más de 10.000 los que cada verano se marchan a experiencias de misión.