Cuando se vive apegado al dinero, al orgullo o al poder, es imposible ser feliz (Francisco)
Será el séptimo país más envejecido del mundo

España es el país europeo cuya tasa de población mayor de 60 años crece más rápido

En el año 2050, España será un país muy envejecido. El séptimo del mundo por detrás de Japón, Portugal, Cuba o Italia. Un 38,3% de la población española tendrá más de 60 años, según el informe «Envejecer en el siglo XXI: una celebración y un reto», publicado por el Fondo de Población de la ONU, UNFPA. España, con una tasa del 22,7% de mayores de 60 años en la actualidad, envejece más rápido que el conjunto de los países europeos, cuyo colectivo mayor de 60 años alcanzará el 33,6% dentro de 38 años.

El informe asegura que el porcentaje en España de personas mayores de 80 años se duplicará en 2050, al pasar de un 4,4% hoy en día a un 10,4% a mediados de este siglo. En Europa, el porcentaje de personas mayores de 80 años aumentará del 4,4% en la actualidad al 9,3% en 2050.

Estas cifra situarán a España como el séptimo Estado más envejecido del mundo por detrás de Japón (con un 41,5% de la población por encima de los 60 años), Bosnia-Herzegovina (40,4%), Portugal (40,4%), Cuba (39,2%), Corea del Sur (38,9%) e Italia (38,4%).

En relación a la proporción de género, actualmente hay unos 73 hombres por cada 100 mujeres mayores de 60 años; mientras que sólo hay 38 hombres por cada 100 mujeres por encima de los 80 años.

Los cálculos del estudio tienen en cuenta que la esperanza de vida al nacer en España entre 2010 y 2015 es de 76 años para los hombres y 83 para las mujeres.

El envejecimiento de la población supone un reto para los Gobiernos, que tienen que poner en marcha medidas para garantizar la participación de los mayores en la sociedad, la asistencia sanitaria, un sistema de seguridad social o evitar su discriminación en el mercado laboral, indico el Fondo de Población de la ONU, que cifró en 1.000 millones el número de personas de más de 60 que habrá en el mundo de aquí a 2022.

Vitalija Gaucaite, experta de la Comisión Económica de Naciones Unidas para Europa, UNECE -organismo que colaboró en la elaboración del informe-, dijo a Efe de la situación económica en países como España, Grecia o Italia los pone en una posición complicada con respecto a las políticas sociales de envejecimiento.

Esta experta de la ONU indicó que, aunque las pensiones se mantengan en España, otros servicios sociales pueden verse afectados por el contexto económico, como los servicios médicos o las ofertas vacacionales para este colectivo por culpa de la austeridad.