La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Un jeque fundamentalista islámico pide al Papa, en nombre de los ulemas de todo el mundo islámico que se disculpe… ¡por la Reconquista de España!

 

El Instituto de Investigación de Oriente Medio (MEMRI) ha dado a conocer la traducción de un comunicado de la Unión Internacional de Ulemas Islámicos (IUMS) en el que se pide al Papa “que se disculpe con los musulmanes por su ya lejana conferencia de Ratisbona, pronunciada en 2006, así como por la Exhortación potsinodal sobre Oriente Medio e incluso por lo que considera “matanzas” cometidas por los que llama “cruzados” en este caso los españoles en la reconquista de España.

El integro del comunicado, que habla por si solo sobre el extremismo de los radicales islámicos, es el siguiente:

“Mientras que la Unión [la IUMS] trabaja para calmar la ira de los musulmanes por todo el mundo, que ha sido despertada por lo no musulmanes al insultar al honorable Mensajero Mahoma, de modo que las protestas se limiten a ser pacíficas y no ataquen cualquier embajada o sitio cristiano, pedimos al Papa que se disculpe con los musulmanes por su conferencia [Ratisbona, 2006], la exhortación apostólica y las matanzas cometidas por los cruzados en Al-Andalus [toda España], del mismo modo como se disculpó con los judíos”.

Se recuerda que la IUMS está dirigida por el jeque egipcio Yusuf al-Qardaui, conocido por su programa en la cadena de televisión Al Yazira titulado “Sharia y Vida”, con más de 60 millones de audiencia. Este Qardaui fue tiempo atrás el líder espiritual de los Hermanos Musulmanes, vencedores en las recientes elecciones presidenciales y legislativas de Egipto. Ya en 2006, este jeque acusó al Papa de haber insultado a los creyentes musulmanes a los que instó a expresar su ira el viernes siguiente. Ahora parece que le ha molestado especialmente la exhortación postsinodal que firmó el Papa durante su visita al Líbano, en especial la petición dirigida a los cristianos de Oriente Medio a «no tener miedo y conservar la fe».