La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Teresa y Jaime: «Esta expresión pública de Fe y de defensa de la familia nos ayudará a recargar las pilas y a darnos cuenta de que no estamos solos»

E.C.- La familia Caro-Nuñez, Teresa y Jaime, viajarán junto con sus hijos a Milán para el VII Encuentro Mundial de las Familias que empieza mañana. Pertenencen al movimiento Schoenstatt. Para ellos, “será un momento de gracias y de oración profunda por lo que el espíritu siempre saldrá fortalecido” 

– ¿Qué se espera de este encuentro?

En primer lugar, una vivencia de familia en un ambiente cristiano, en segundo término, compartir con otras familias del mundo las inquietudes que tenemos como tales. Y, también, esperamos que el Señor nos derrame sus gracias sobre los que allí estamos y nos permita vivir bajo el ejemplo de la familia de Nazaret.

– ¿Cómo puede cambiar esta experiencia en la vida de una persona que acude al EMF?

En primer lugar creo que será un momento de gracias y de oración profunda por lo que el espíritu siempre saldrá fortalecido. Además creo que tendremos de compartir vivencias y experiencias con otras familias y eso nos enriquecerá a nosotros y a nuestros hijos.

Esta expresión pública de Fe y de defensa de la familia nos ayudará a “recargar las pilas” y a darnos cuenta de que no estamos solos en esto

– ¿A cuántos encuentros han asistido y qué experiencia guardan de ellos?

Estuvimos en el encuentro de Valencia hace ya algunos años. La experiencia fue increíble: alegría, compartir, oración…. Nos fortaleció como familia y aquellos hijos nuestros que fueron lo recuerdan como una experiencia estupenda

– Para un movimiento como Schonsttat, ¿qué papel juega la familia?

La familia es fundamental para Schoenstatt. En ella se desarrolla la vida de las personas, de una manera u otra. Es además un lugar de oración y un camino de santificación.

– ¿Cuál cree que es el principal problema al que se enfrenta hoy la familia?

Creo que hay varios: Por un lado, la pérdida del referente de la figura paterna y materna, al pasar estos mucho tiempo fuera de casa. Por otro, el fomento por parte de la sociedad en que vivimos del individualismo. La sociedad nos invita constantemente a ser egoístas a preocuparnos únicamente de nosotros mismos sin tener en cuenta lo que necesitan los que  nos rodean. Además, la pérdida de los valores religiosos y poco apoyo por parte del Estado y de las Instituciones a la familia.

– ¿Cuáles son los valores fundamentales de las familias? En estos momentos en que el término familia no está muy valorado, ¿como se pueden trasladar estos encuentros a quienes no tienen esa percepción de familia cristiana?

Para mí los valores fundamentales de la familia son: Generosidad y entrega para con los miembros de la misma y los que la rodean, Unidad entre los miembros, religiosidad y capacidad para vivir sus convicciones en medio de la sociedad que les rodea.