La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Claridad y apoyo de Europa

Rajoy en Chicago este fin de semana le ha quitado importancia a la nueva revisión del déficit que ha hecho el Ministerio de Hacienda y ha descartado, como había propuesto Hollande, que se utilice dinero europeo para rescatar a los bancos españoles. Nuestros bancos evidentemente no necesitan dinero para ese rescate y Hollande nos ha hecho un flaco favor con sus declaraciones. Pero la tercera revisión al alza del déficit de 2011 por los incumplimientos de las Comunidades Autónomas nos hace daño, como nos hace daño que nos envíen la semana próxima funcionarios de Eurostat para revisar las cuentas. La dosificación de las malas noticias que sigue haciendo el Gobierno no nos sienta nada bien. Rajoy, antes de reunirse con Merkel, decía que no le iba a pedir nada a la Canciller alemana porque estamos haciendo bien los deberes.

Pero no es bueno que los problemas de consolidación fiscal y de nuestro sistema financiero se vayan conociendo por capítulos. Y desde luego que España necesita algo muy importante de Merkel. La Canciller es la única que puede cambiar la política del Banco Central Europeo, apoyando la compra de deuda. Y eso es justo lo que necesitamos en este momento. La compra de deuda supone tiempo para hacer los ajustes y las reformas necesarias. Otra cosa es que Rajoy pueda reconocerlo en público. Sin un mensaje más claro y sin apoyo de Europa podemos tener una nueva semana negra en los mercados.