La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El Papa exhorta a los cristianos a «estar presentes en la vida pública y a ser fermento en la sociedad»

El Santo Padre viajó ayer a Arezzo, en la región italiana de Toscana, donde por la mañana celebró la Santa misa en el Parque del Prado. Se trata del vigésimo séptimo viaje del Papa por Italia en siete años de Pontificado. 

En presencia del obispo de Arezzo Mons. Riccardo Fontana, sacerdotes, religiosos y representantes de Asociaciones y Movimientos eclesiales, así como del primer ministro italiano, Mario Monti, el Papa dijo en su homilía que «hoy me acoge una antigua Iglesia, experta de relaciones y benemérita en los siglos por el compromiso de construir la ciudad del hombre a imagen de la Ciudad de Dios”. “En los siglos pasados, prosiguió, la Iglesia que está en Arezzo ha sido enriquecida y animada por múltiples expresiones de la fe cristiana, entre las cuales la más alta es aquella de los Santos”.

Según Radio Varicana, el Papa se refirió a “san Donato, su Patrono, cuyo testimonio de vida, fascinó la cristiandad de la Edad Media, y que es aun actual. Un evangelizador intrépido, que “a través de su predicación recondujo con la oración y la Eucaristía a la unidad de los pueblos de los cuales fue Obispo”. Otro santo protagonista de la obra pacificadora desarrollada por la Iglesia fue san Pier Damiani y con él la gran tradición Camaldulense que desde hace mil años ofrece su riqueza espiritual a esta Iglesia diocesana y a la Iglesia universal”.

Benedicto XVI invitó a los fieles a seguir la gran tradición de Iglesia aretina y de sus Comunidades: “¡sean -dijo- auténticos testimonios del amor de Dios hacia todos!”