La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

“+ Católicos”: Presencia de la Iglesia en la Pradera durante las fiestas de San Isidro

“+ Católicos” es la sugerente marca de una campaña que van a llevar a cabo los jóvenes de la Vicaría VI de la diócesis de Madrid con motivo de las fiestas de san Isidro. El lema elegido contiene los objetivos de esta acción pastoral: la palabra “católicos” alude a la presencia clara y visible de los católicos en una fiesta que en su origen y tradición es católica; y el signo “+” es la marca propia de los católicos, la cruz, y evoca también otras ideas, como la cantidad numerosa de católicos, el hecho de que ser católico aporta algo positivo e importante a la vida, y también que los católicos aportan este ‘plus’ a la sociedad.

Partiendo de la expresión que utilizó el Santo Padre en Castelgandolfo al finalizar la JMJ de “una verdadera cascada de luz”, el coordinador de Juventud de la VI de Madrid, Miguel Ángel Torrente, explicó ayer en la rueda de prensa de presentación que esa cascada son “un montón de historias humanas, de personas a las que les ha cambiado la vida a lo largo de esta JMJ”. “Llevamos desde el 2007 queriendo aportar algo que hemos tocado, hemos palpado y pensamos que puede ser una presencia nueva en nuestra sociedad”, señaló. Por ello, “algo de esta cascada de luz queremos dar en la pradera de las fiestas de san Isidro, un lugar al que los madrileños vienen con fe, intentado llenar su corazón de esperanza”.

Además, “+Católicos” es un lema que está “en plural”, porque “aunque los católicos suelen estar mezclados en sus trabajos, en sus lugares de estudios, necesitamos decir que estamos juntos. Católicos, juntos”. A su juicio, “es lo que se hizo visible en la JMJ”.

“Hay tres palabras que tienen mucho que ver con lo que será el próximo curso en nuestra diócesis y que está presentando el Cardenal, Misión Madrid, para hacer más presente quiénes somos y cómo nuestra vida enriquece a los demás: fe, esperanza y caridad”, dijo. “Son palabras, añadió, transformadoras porque hablar de fe, esperanza y caridad es lo que no está en los medios económicos, políticos, sociales, culturales… Quien tiene algo de esto aporta una presencia renovadora, alegre, positiva, constructiva, que es de lo que está necesitada la gente”.

También, durante al exposición ‘+Católicos’, instalada junto a la ermita y que estará desde el sábado día 12 hasta el martes, festividad de San Isidro. “Pediremos que cada uno pegue su post-it, su oración, por qué quieres que pidamos porque eso es lo que genera algo nuevo, creer que las cosas son distintas contando con Dios y no simplemente lamentarse”. De hecho, “el acto central de este evento lo tienen los jóvenes de la Vicaría, que empezaron con medios muy sencillos”.

Por otro lado, comentó que ‘+Católicos’ está relacionado con el Sínodo sobre la nueva evangelización, a la que nos convoca la Iglesia el próximo año. De ahí, que el secreto de la exposición resida en Cristo y que “el primer acercamiento sea interesarse por lo que hay allí y luego compartir la propia experiencia de uno mismo, Cristo en mí”. Para Miguel Ángel Torrente, “la JMJ ha tenido un efecto positivo en cuanto a que hay un poco más de receptividad” y agregó que “a lo largo de estos años, adultos, familias y jóvenes se han atrevido a estar, a colaborar, y se han ido a ‘+Católicos’”. “Nuestra misión es, estar, sembrar y alegrar”. En la rueda de prensa también han intervenido Blanca Bernabé, joven de la Parroquia San Fulgencio y san Bernardo, Anabel Correa, madre de familia y miembro del equipo de juventud, y Fausto Marín, director titular del Colegio Diocesano San Bernardo.

 

Programa

La campaña tiene cuatro momentos importantes. El domingo 13 de mayo, por la mañana, habrá un espacio para la familia, con talleres y actuaciones para divertirse, la celebración de la Eucaristía presidida por el Vicario, D. Julio Lozano, y la posibilidad de comer juntos. Por la tarde, una mesa redonda tratará el tema de “¿Y si mis hijos y nietos no van a la Iglesia?”.

El lunes 14, por la mañana, cientos de jóvenes de colegios concertados, y alumnos de clase de religión de colegios públicos, acudirán a la ermita del Santo para conocer la historia de san Isidro y de santa María de la cabeza, y visitarán la exposición que se instalará en la carpa ubicada junto a la ermita, donde podrán conocer de manera didáctica y divertida lo más profundo de la experiencia católica.

Ese mismo día, por la tarde, habrá una gran acción de evangelización, en línea con la Nueva Evangelización en la que está comprometida la diócesis de Madrid. Los jóvenes saldrán por la Pradera a dar testimonio de su fe, vestidos con camisetas con el logo de la campaña para hacer más visible esta presencia. Transmitirán la alegría de creer en Jesucristo y de pertenecer a la Iglesia. El acto acabará con un concierto de música cristiana moderna, a cargo del grupo “Sin etiquetas”.

El martes 15, fiesta de san Isidro, Mons. Juan Antonio Martínez Camino, S.J., obispo auxiliar de Madrid y Secretario General de la Conferencia Episcopal Española (CEE) presidirá a las 12,00 horas una solemne Eucaristía en la Pradera. Previamente, se representará el musical “Hinnehu”, sobre la vida de Jesús.

Además, durante todos los días de la fiesta habrá una invitación para entrar a la ermita a venerar la reliquia de san Isidro y a presentar una oración al santo. Con esta iniciativa, miles de oraciones escritas en papeles de colores se colocarán en un gran muro colocado en el exterior del templo, para hacer visible la devoción de los madrileños.

A partir del sábado 12, todo el que quiera podrá visitar una exposición instalada junto a la ermita, que girará en torno a la fe, la esperanza y la caridad.

Biografía
San Isidro, labrador (1080-1130) casado con santa María de la Cabeza o Toribia, llevó una vida honrada dedicada al trabajo, cultivando las tierras situadas en la actual pradera, y a la oración, ya que acudía a misa todas las mañana, en la Iglesia de san Andrés. La tradición expresa la predilección de Dios por esta devota pareja en historias como la que relata la salvación de su hijo único que había caído en un profundo pozo, o cuando permitió a María pasar a pie enjuto sobre el río Jarama y así librarse de los infundios de infidelidad que contra ella lanzaban las gentes. Murió en olor de santidad, y fue canonizado en 1622. Es el patrono de la Villa de Madrid y de los agricultores.