La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
EMF: “Luis y Celia Martin, una Santidad para todos los tiempos”

El cardenal José Saraiva Martins: «Todos estamos llamados a la santidad»

En el maco del Encuentro Mundial de las Familias en Milán se presentó el libro “Luis y Celia Martin, una Santidad para todos los tiempos” (Editorial Punto Famiglia, 2011), de Jean Clapier, teólogo y profundo conocedor de los beatos padres de santa Teresa del Niño Jesús. La presentación de esta obra ha sido fuertemente deseada en estos días para que se insertara entre las citas conexas con el VII Encuentro Mundial de las Familias en el que están participando miles de familias y congregaciones venidas de todo el mundo. La presentación del libro fue abierta por el cardenal José Saraiva Martins, Prefecto emérito de la Congregación para las Causas de los Santos que en el año 2008 elevó a los honores del altar a los cónyuges Martin.

El purpurado durante el saludo que dirigió a los presentes subrayó -en más de una ocasión- que “la santidad no es un privilegio para pocos o un bien para algunos. Todos estamos llamados a la santidad”. Es exactamente esto lo que hicieron los cónyuges franceses, dejándose conducir por Dios aun cuando el luto y la enfermedad los hicieron vivir sus momentos de prueba. La fe obstinada, la caridad inventiva y auténtica, la santidad ordinaria son “el capital profético de esta familia”, que como recordó Jean Clapier, han generado santidad.

Los participantes quedaron fuertemente conmovidos cuando el cardenal Saraiva Martins introdujo la historia del milagro del pequeño Pietro Schilirò: “Con los milagros Dios pone el sello sobre la santidad de los esposos”. Tomaron la palabra los esposos Walter y Adele Schilirò, testigos del modo en que Dios habla actuado en su historia y sirviéndose de otros dos padres de familia que habían vivido en su propia carne el dolor de la pérdida de cinco hijos. Walter y Adele se alternaron en la narración de la historia de la curación que los cónyuges Martin quisieron obrar por el pequeño Pietro en el año 2002.

El encuentro para la presentación del libro concluyó con algunas notas científicas de los doctores Paterlini y Maffè, del Hospital San Gerardo de los Tintori de Monza donde Pietro fue milagrosamente aliviado. Es el caso en el cual sucedió el milagro dentro del milagro; ambos médicos eran escépticos y la historia de Pietro y la dedicación de sus padres fue testimonio vivo para su recorrido de conversión.