La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Conferencia en Santander del Nuncio en España

Monseñor Renzo Fratini recuerda: «El deber de un político cristiano es traducir a la realidad de cada día los valores cristianos»

El nuncio apostólico de Su Santidad en España, monseñor Renzo Fratini, aseguró el jueves en Santander que la Iglesia tiene actualmente la «gran misión de reevangelizar Europa» tras la «pérdida» de valores, a su juicio, «fundamentales», como la solidaridad, la paz, la justicia social, la caridad o el respeto a la familia o a la vida. El prelado advirtió que la democracia «tiene que respetar algunos valores fundamentales» y subrayó que si no tiene «Dios ni fe» puede devenir, a su juicio, en una «dictadura».

Durante la inauguración de la XLI Semana Social de España, que se celebra desde el pasado jueves, y hasta hoy sábado, en Santander bajo el lema ‘Europa, ¿un proyecto esperanzador?’, Fratini ha alertado de que el hombre en Europa está perdiendo su «identidad» y el «sentido de la interioridad de un dios».
En este acto, y en posteriores declaraciones a los medios de comunicación, el nuncio ha atribuido esta pérdida de valores y de identidad al «egoísmo» que tiene dentro el hombre y a su tendencia «a pensar en sí mismo» y «sólo en la riqueza y en el bienestar material» lo que, en su opinión, ha hecho que olvide otros valores que también son «importantes» para la sociedad.
«Hay que luchar continuamente para recuperar estos valores que se pueden perder», ha aseverado Fratini, quien ha resaltado que el proyecto de Europa sigue siendo «esperanzador», si bien la Iglesia tiene que «continuar dando testimonio» de los valores del Evangelio en la civilización europea.
En este sentido, el nuncio ha recordado que «cuando se habla de Iglesia» no sólo se habla de la jerarquía eclesiástica, sino del conjunto de los cristianos, todos ellos –ha dicho– «con una misión en el mundo actual».
Así, concretamente, ha apuntado que los políticos cristianos de Europa tienen que «transmitir» los valores del Evangelio en la política. «El deber de un político cristiano es traducir la realidad de cada día los valores cristianos», ha remarcado.
A preguntas de los periodistas, Fratini ha opinado que «juntos» y «unidos» se puede salir de la crisis, algo para lo que ha destacado la importancia de compartir los bienes ya que, según ha señalado, el concepto de propiedad «no es evangélico».
Por otra parte, Fratini ha advertido de que la democracia «tiene que respetar algunos valores fundamentales» y ha subrayado que si ésta no tiene «dios ni fe» deviene, a su juicio, en una «dictadura».
   En su opinión, esto es lo que ocurrió con el marxismo, una democracia –ha dicho– «sin fe ni dios» que acabó convertida en una dictadura.
Tras el acto oficial de inauguración de esta Semana Social de España –la primera que se celebra en Santander–, el diputado del Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja (PP), ha sido el encargado de impartir la conferencia inaugural, titulada ‘La Europa de los valores’.
   Minutos antes de iniciar su ponencia, Mayor Oreja, exministro de Interior en el Gobierno de José María Aznar, ha seguido la misma línea que la mostrada por el nuncio apostólico y ha denunciado la «crisis de valores» que, a su juicio, vive Europa.
En este sentido, ha insistido en que la crisis es «mucho más» que económica y financiera ya que, a su juicio, se trata de una crisis «de conciencia y moral».
A su juicio, Europa debe ser no sólo un proyecto «útil», sino «bueno», en que «la persona sea más persona» y se puedan introducir «dosis de humanismo».
Según ha resaltado, «todos» los europeos son, a su juicio, «responsables» de la crisis actual –no sólo los políticos o las instituciones económicas o financieras– por haber «vivido por encima de sus posibilidades» o guiarse «la cultura del todo vale».
   Sin embargo, ha subrayado que «lo importante» ahora es entender la crisis que vive Europa, que, a su juicio, no tiene una solución sólo desde la política y la economía, sino que «va a exigir una manera diferente de vivir» y «un cambio de actitudes personales».
   «Nos va a exigir un cambio profundo a todos», ha subrayado Mayor Oreja, quien ha opinado que la gente se equivoca cuando mira hacia el economista o hacia los bancos europeos como si estos agentes económicos puedan solucionar la crisis cuando –ha dicho– ésta se encuentra «en nosotros»

paña, que se celebra desde este jueves, y hasta el sábado, en Santander bajo el lema ‘Europa, ¿un proyecto esperanzador?’, Mons. Fratini ha alertado de que el hombre en Europa está perdiendo su «identidad» y el «sentido de la interioridad de Dios».

En este acto, y en posteriores declaraciones a los medios de comunicación, el nuncio ha atribuido esta pérdida de valores y de identidad al «egoísmo» que tiene dentro el hombre y a su tendencia «a pensar en sí mismo» y «sólo en la riqueza y en el bienestar material» lo que, en su opinión, ha hecho que olvide otros valores que también son «importantes» para la sociedad.

«Hay que luchar continuamente para recuperar estos valores que se pueden perder», ha aseverado Fratini, quien ha resaltado que el proyecto de Europa sigue siendo «esperanzador», si bien la Iglesia tiene que «continuar dando testimonio» de los valores del Evangelio en la civilización europea.

En este sentido, el nuncio ha recordado que «cuando se habla de Iglesia» no sólo se habla de la jerarquía eclesiástica, sino del conjunto de los cristianos, todos ellos –ha dicho– «con una misión en el mundo actual».

La misión de los politicos cristianos

Así, concretamente, ha apuntado que los políticos cristianos de Europa tienen que «transmitir» los valores del Evangelio en la política. «El deber de un político cristiano es traducir a la realidad de cada día los valores cristianos», ha remarcado.

A preguntas de los periodistas, Fratini ha opinado que «juntos» y «unidos» se puede salir de la crisis, algo para lo que ha destacado la importancia de compartir los bienes ya que, según ha señalado, el concepto de propiedad sin función social «no es evangélico».