La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
La Semana Santa también se conoce como Semana Mayor

La Semana Santa permite encontrar el sentido a la existencia

En un mensaje para la Semana Santa, el Arzobispo de Asunción (Paraguay), Mons. Pastor Cuquejo, señaló que este tiempo permite encontrar el sentido de la existencia.

En este mensaje el Prelado explica que la Semana Santa también se conoce como Semana Mayor «porque durante este tiempo se concentra todo el misterio de la pasión, muerte y resurrección del Señor».

«Es una semana que debe ser aprovechada por todo cristiano a fin de encontrar en ella el sentido primero y último de su existencia», afirma.

El Arzobispo explica luego que para poder ingresar en los misterios de lavida del Señor es necesario el don de la fe, para caminar junto a Cristo desde el Domingo de Ramos hasta elTRiduo Pascual donde «la intención de Jesús manifiesta la voluntad del Padre que reafirma su presencia en los acontecimientos de la humanidad».

ElJueves Santo el Señor se entrega por todos en la Última Cena, haciéndose «alimento por el cual la comunidad que él organiza sería una comunidad de amor, que viva la unidad en la fidelidad y que garantiza su permanencia visible por medio del sacramento».

«Esto constituye el punto central de la vida cristiana, lo cual antes de ser una mera devoción se convierte en un estado de vida alimentada por el sacramento», añade.

Tras recordar que elViernes Santo el Señor muere por la humanidad para «quitar el pecado del mundo», Mons. Cuquejo asegura luego que «de la muerte en la Cruz se da el salto cualitativo a una nueva vida, la vida de la resurrección».

«La resurrección se convierte en la garantía de nuestra fe, porque sin la resurrección nuestra fe seria vana. Es por eso que todo cristiano se encuentra ante el desafío de crecer en la fe pidiéndole al señor que este don gratuito vaya creciendo en intensidad y profundidad para cambiar nuestra realidad social», afirma.

Finalmente el Arzobispo de Asunción indica que «la vida de fe entonces nos lleva a contemplar y gozar de la resurrección del Señor».