“El precio de desentenderse de la política es el de ser gobernado por los peores hombres” (Platón)

Francisco Martínez, asistente de Hermandades y Cofradías de Madrid destaca “la religiosidad popular que está muy arraigada en nuestro país”

El asistente de Hermandades y Cofradías de la Diócesis de Madrid, Francisco Martínez, intervino este viernes en “El Espejo de la Iglesia en Madrid”, de la Cadena COPE, para hablar de qué se podrá ver, oír y celebrar estos días en las procesiones de las calles de Madrid.

Así, recordó el Domingo de Ramos, 1 de abril, por la tarde, la Hermandad de “Los Estudiantes”, comenzará a procesionar El Cristo de la Fe y del Perdón y Santa María Inmaculada, Madre de la Iglesia, desde la Basílica de San Miguel. Y el Miércoles Santo, 4 de abril, la Hermandad de “Los Gitanos” saldrá de la Iglesia del Carmen con la novedad de que este año sacarán en procesión a Nuestra Señora de las Angustias. “Ambas hermandades de corte sevillano”, explicó.

Prosiguió relatando que el Jueves Santo procesionará El Divino Cautivo por el Barrio de Salamanca, el Pobre y el Dulce Nombre, de San Pedro El Viejo, y la Hermandad del Gran Poder y la Macarena, desde la Colegiata de San Isidro. Ya el Viernes Santo, los pasos de Medinaceli, los Alabarderos, el Silencio, el Santo Entierro, los Siete Dolores, la Virgen de la Paz…

Sobre el Sábado Santo, destacó la procesión de la Dolorosa, a las ocho de la mañana, la Virgen de la Soledad, de San Ginés, y el Cristo Yacente, del Monasterio de la Encarnación.

Hablando del lema penitencial de este año “Ahí tienes a tu Madre”, explicó que cada cofradía tiene su el suyo propio. “Es como la oración de Jesús, repetir esa frase durante todo el caminar penitencial y así el nazareno vive concentrado en lo que está celebrando. Para que desde los nazarenos hasta los costaleros, los anderos, los portadores, a todos los que llevan la procesión vayan centrados en el ambiente religioso que tienen que vivir”, dijo.

Para Francisco Martínez, la música es otro elemento importante de las procesiones, y señaló que “la música es fundamental, nos acompaña, pero según en qué paso. El Gran Poder va en silencio y el Cristo de la Fe y del Perdón va con una capilla musical, sin embargo, la Virgen de la Macarena lleva banda y la de Santa María Madre de la Iglesia también. Depende de la imagen, del estilo, de la forma de llevarlo”.

Preguntado por si vivimos una época de reflorecimiento de las Hermandades y los pasos de Semana Santa en Madrid, consideró que “la religiosidad popular es uno de los pocos anclajes que va quedando a un número grande de personas con el hecho religioso cristiano”. Así, afirmó que “está reflotando porque la gente quiere a Cristo y a la Virgen”.

También se refirió al trabajo que realizan las Hermandades y Cofradías durante todo el año y señaló que “es un esfuerzo conseguir que tengan una vivencia creyente, fraterna, alegra, esperanzada y que sepan transmitir los valores del Evangelio a una sociedad, quizás, demasiado cargada con el peso del dolor”. En este sentido, añadió que “las Hermandades son un vivo reflejo de la experiencia de fe que ellos viven dentro de su Hermandad”, por tanto, “el que se acerca a ellas, se acerca tarde o temprano a la Iglesia”.

Para Francisco Martínez, “de esta última fase de avance laicista, en gran parte nos ha salvado la religiosidad popular que está muy arraigada en nuestro pueblo”.

Concluyó animando a participar en estas procesiones porque “son catequesis plásticas, formas de ver el Evangelio y de vivirlo, pero entrando por los sentidos. Eso ayuda mucho a la persona”.