Cada familia es una piedra viva en la construcción de la sociedad”, (Francisco)
Del 4 al 9 de septiembre en Yaundé

El Pontificio Consejo para los Laicos organiza un Congreso Panafricano de los laicos católicos

África está muy cerca del corazón de Benedicto XVI. Lo demuestran los dos viajes que el Santo Padre ha realizado a este continente, la convocatoria de la Segunda Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos y la exhortación apostólica a los fieles africanos Africae munus. El Santo Padre considera al continente africano como el “pulmón espiritual de la humanidad” y cree que su visión de la vida predispone “a escuchar y recibir el mensaje de Cristo y el misterio de la Iglesia”.

En este contexto, el Consejo Pontificio para los Laicos celebrará del 4 al 9 de septiembre en Yaundé, Camerún, el segundo Congreso Panafricano de los laicos católicos, en continuidad con los congresos organizados en otros continentes, con el lema “Para ser testigos de Jesucristo en África hoy”.

El objetivo principal de este congreso es apoyar a los fieles laicos en un momento en que a los africanos se les pide “profundizar su vocación cristiana” y su compromiso “por el Señor Jesús”.

Se estima que acudirán a este congreso de septiembre unos 300 delegados de las Conferencias Episcopales y las asociaciones y movimientos comunitarios en África. Después de un análisis de la situación geopolítica y las prioridades de la Iglesia en el continente, se reflexionará sobre la vocación y misión de los laicos haciendo referencia a la exhortación apostólica de Juan Pablo II sobre los laicos Christifideles Laici, tratando de aprovechar las peculiaridades de su vocación en ese contexto específico e insistiendo en la necesidad de una formación adecuada.