No hay medicina que más cure que el cariño (Francisco)

Julio Cabrera, Hermano Mayor de la Hermandad de los Gitanos: “Desde las cofradías podemos anunciar con gozo al hombre de nuestro tiempo que Dios existe, mediante nuestras procesiones”

El próximo 4 de abril, Miércoles Santo, procesionará la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias, ‘Los Gitanos’ por las calles de Madrid. La salida penitencial dará comienzo a las 21,30 horas desde la Iglesia del Carmen. Sobre la Hermandad, la preparación, y el significado de las procesiones, nos habla Julio Cabrera Romano, hermano Mayor de la Hermandad de los Gitanos.

- Al margen de las procesiones que tanto fervor popular suscitan ¿cómo viven personalmente sus cofrades la Semana Santa?

Vivimos la Cuaresma celebrando un Quinario en honor a Nuestro Señor de la Salud, en el que cada día se ha reflexionado sobre una escena de la Pasión de Nuestro Señor. Como cualquier cristiano, un cofrade está centrado más que nunca en la palabra , la oración, la caridad y el ayuno. Ahora, en plena Semana Santa, recordamos la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor.

- ¿Con cuantos cofrades cuenta y cómo preparan la procesión de los Gitanos a lo largo del año?

En el cortejo procesional participamos unos 300 cofrades, costaleros, varas, insignias, etc. Los cofrades somos, según nuestras reglas , todos los hermanos porque somos Hermandad 364 días al año y sólo 1 día somos Cofradía, el día de Nuestra Estación de Penitencia, el Miércoles Santo.

La preparación de los costaleros comienza a mediados del mes de enero, con ensayos cada domingo. Sin embargo, los nazarenos y penitentes no ensayan. El resto del año vivimos centrados en el culto a nuestros titulares y la caridad.

- ¿En qué forman pueden contribuir al Año de la Fe que ha anunciado el Santo Padre para lanzar la Nueva Evangelización?

En este año de la Fe el Santo Padre dijo: ”será un momento de gracia y de compromiso por una cada vez más plena conversión a Dios, para reforzar nuestra fe en Él y para anunciarlo con gozo al hombre de nuestro tiempo” ( Homilía del anuncio del Año de la Fe de Benedicto XVI). Creo firmemente que nosotros desde las cofradías podemos anunciar con gozo al hombre de nuestro tiempo que Dios existe, mediante nuestras procesiones.

- ¿Qué consideración le merece como responsable de una cofradía la hostilidad con que las asociaciones laicistas y ateas empiezan a contrarrestar las procesiones con manifestaciones contrarias a la religiosidad popular?

Creo que debemos respetar toda opinión en una sociedad democrática, pero impedir que sea una contestación violenta. ¿No hay otro día para expresar su opinión que no sea el Jueves Santo? Las autoridades tienen que velar por la convivencia cívica entre los ciudadanos y no permitir estos actos de provocación.

- Aparte el fervor popular que su propia cofradía suscita, ¿cree usted que, en su conjunto, las procesiones son un medio de conversión para los creyentes e incluso para los que han perdido su fe?

Las procesiones tienen cinco siglos de historia. Fueron una manera de hacer catequesis, mostrando las escenas de la pasión de Jesús, en imágenes que se procesionaban, para una población que no sabía leer la palabra escrita. Hoy en día es un acto de fe público, estamos transmitiendo a todos los que nos ven que creemos, que somos cristianos seguidores de Cristo.

Para alguien que ha perdido su fe,  puede ser una manera de darle un flash, en el cual vuelva a surgir ese pozo que queda en su historia de una educación cristiana, de un sacramento recibido, como la comunión. Es una manera de que pueda recordar que el es también un cristiano. 

- ¿Cree usted que, de algún modo, la vivencia de la Pasión y Muerte de Jesús que tantos momentos de moción provoca entre los asistentes a las procesiones puede desdibujar la importancia de la Pascua de Resurrección que, en definitiva, es el principal mensaje de la Semana Santa y de todo el calendario litúrgico?

“Si Cristo no ha resucitado nuestra fe es vana” ¡Qué gran frase! Todos tenemos muy en cuenta en la vivencia de la Semana Santa. Que es : ” la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor”. También, en muchos lugares de nuestra geografía se celebran procesiones de Cristos Resucitados, como en Castilla y León. Por todo ello, no creo que el principal mensaje de la Resurrección pierda fuerza, si se difumine por las procesiones que rememoran la pasión de Nuestro Señor, como la nuestra.

El recorrido procesional el Miércoles Santo será el siguiente: calles de la Salud, del Carmen, Plaza Puerta del Sol, del Correo, Plaza de Pontejos, Marquesa Viuda de Pontejos, Esparteros, Plaza de Santa Cruz, Plaza de las Provincias, calle del Salvador, Lechuga, Imperial, Toledo, Latoneros, Plaza de Puerta Cerrada, calle de Cuchilleros, Cava de San Miguel, Plaza de San Miguel, Mayor, Bordadores, calle Arenal, Plaza de la Puerta del Sol, Preciados, calle de Galdós, del Carmen y de la Salud, entrando de nuevo en la parroquia del Carmen.

Además, la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Salud permanecerá en besamanos durante todo el Domingo de Ramos, día 1 de abril. El besamanos se realizará en la Parroquia de El Carmen y San Luis.

Las tallas de Nuestro Padre Jesús de la Salud y la de María Santísima de las Angustias fueron realizadas en 1996 por el escultor sevillano Ángel Rengel.