Cuando no se adora a Dios, se adoran otras cosas. Dinero y poder son ídolos que a menudo ocupan el puesto de Dios (Francisco)

Don Jesús Higueras, párroco de Santa María de Caná: “Nos hemos sentido llamados y queremos responder a esa llamada del Pastor, que es la llamada de Cristo”

Hoy viernes, alrededor de 120 jóvenes de entre 16 y 25 años, de la Parroquia de Santa María de Caná, en la localidad madrileña de Pozuelo, peregrinarán a Roma -convocados por el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, para agradecer al Santo Padre su visita a Madrid en la JMJ de agosto de 2011. Con este motivo, hemos hablado con el párroco, don Jesús Higueras, quien nos ha comentado el sentido de la peregrinación y los frutos que se empiezan a notar en su parroquia a los siete meses de celebrar la JMJ.  

 

Sobre el sentido de la peregrinación, don Jesús señaló que “esta viaje supone, en primer lugar, un encuentro con Jesucristo a través de su Vicario en la Tierra. Éstos jóvenes tienen muy claro que para ellos es un encuentro con Cristo, Y en segundo lugar, hemos de agradecer al Santo Padre la visita que nos hizo a Madrid con motivo de la JMJ que para los jóvenes ha sido una experiencia irrepetible”. “Y también, añadió, debemos acompañar a nuestro pastor, nuestro arzobispo, que nos ha hecho mucho bien coordinando y dirigiendo la nave de la Iglesia en Madrid para que pudiera llevarse a buen término la JMJ”.

 

Los jóvenes saldrán mañana viernes día 30 por la tarde en autobús y viajarán hasta Roma, donde está previsto que lleguen durante la mañana del sábado para asistir a la Eucaristía que presidirá el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, en la Basílica romana de San Lorenzo in Dámaso, de la que es titular como cardenal. También, asistirán a la Misa del Domingo de Ramos, que celebrará el Papa Benedicto XVI el próximo 1 de abril en la plaza de San Pedro en el Vaticano. Y a la audiencia concecida por el Santo Padre a las diócesis madrileñas el lunes 2 de abril, a las 11,00 horas, en el Aula Pablo VI. Tras la comida, el autobús regresará a Madrid.

 

Para don Jesús, los jóvenes quieren mostrar con la peregrinación, por un lado, “un sentimiento de gratitud hacia el obispo y una actitud de colaboración”. “Nos hemos sentido llamados y queremos responder a esa llamada del Pastor, que es la llamada de Cristo”, afirmó.

 

En cuanto a los frutos de la JMJ del pasado agosto, destacó el aumento de confesiones de personas alejadas y el incremento de personas que asisten a las celebraciones litúrgicas en la Parroquia. “Va más gente a Misa”, apuntó y consideró que “los jóvenes se ven más comprometidos, se les nota más responsables a la hora de comprometerse en las actividades de la Iglesia”.

 

También invitó a los jóvenes a asistir a la próxima JMJ de Brasil, el próximo año, porque “hay cosas irrepetibles y que no podemos dejar pasar las oportunidades que nos da la Providencia y la vida para participar en cosas que cambian la historia de la humanidad”. “Podemos, prosiguió, ser protagonistas de cambios”. Así, puso de manifiesto que tanto viajar a Madrid o a Brasil, “son cosas que llegan a cambiar el mundo”.

 

Finalmente, habló de la Parroquia de Santa María de Caná, a la que pertenecen tantos jóvenes. “La Parroquia se ha convertido para muchos jóvenes en una escuela de oración, especialmente la adoración eucarística, la adoración al Santísimo, la atención espiritual, la frecuencia de la confesión y el sacramento de la penitencia”.