La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El Santo Padre pide «intensificar» la oración y la penitencia al inicio de la Cuaresma

El Papa pidió ayer, primer domingo de Cuaresma a los fieles «intensificar» la oración, la penitencia y la práctica de la caridad al inicio de este periodo para «llegar victoriosos y purificados» a la Resurrección.  

Durante el rezo del ángelus, el Santo Padre recordó que Dios se dirige al hombre «de forma inesperada, concreta y llena de amor», por lo que ha animado a los cristianos a «reforzar» los lazos a lo largo de un tiempo «propicio» para ello. «El tiempo de la Cuaresma es el momento propicio para renovar y
hacer más fuerte nuestra relación con Dios, a través de la oración cotidiana, los gestos de penitencia y las obras de caridad fraterna», señaló.

Asimismo, Benedicto XVI se refirió al Libro de la Imitación de Cristo para reiterar la importancia de «la paciencia y la humildad» siguiendo cada día a Dios, puesto que de esta manera se «aprende a construir la vida» con el Señor.

«La tentación de quitar a Dios, de poner orden por nosotros mismos y contando en el mundo sólo sobre nuestras propias capacidades, está siempre presente en la historia del hombre», dijo.

En su saludo en español, el Papa se dirigió a los peregrinos y, en particular, a los fieles de la Hermandad de La Virgen de la Victoria en Huelva, recordando la tentación del diablo a Jesús en el desierto y la superación de este obstáculo invitando a la conversión y a la fe.