La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
CONVERSATION BETWEEN BELIEVERS AND NON-BELIEVERS

CONVERSACIONES. La realidad de la vida humana (II)

 ABSTRACT

Today’s review is about the second part of chapter VII (Human life reality – “La realidad de la vida humana”).

In this part, Marías expounds his own definition of “my own life”: Marías thinks that my life is determined by the world where it is, the circumstances that surround it, etc. That is to say, my own life is all what I do and things that happen to me, in his words, “life is a gerund”.

This interpretation is connected with the concept of “radical reality” defined by Ortega, which is the place where the rest of realities I find in my life are situated. But, in this sense, Marías also says that one important mistake in philosophy has been confuse life with realities which are situated in.

Next week, we will study the first part of chapter VIII (Interpretation, Theory, Reason – “Interpretación, Teoría, Razón”)

 

Sobre la segunda parte del capítulo VII: La realidad de la vida humana del texto de Julián Marías Antropología metafísica (Alianza editorial. 224 págs.) tratará nuestro post de hoy.

 

En esta segunda parte del capítulo nuestro filósofo expone su definición de mi vida: “mi vida es lo que yo hago y lo que me pasa; yo con las cosas, haciendo algo con ellas, viviendo. Mi vida es un gerundio” (Antropología metafísica. Pág. 55). Esto es lo que Ortega definió como realidad radical, donde radican las demás realidades que encuentro en mi vida, no la psíquica ni la conciencia, sino el acontecimiento, el drama, la acción. Es la organización real de la realidad, y no una interpretación o teoría de ella, no está inventada sino que hay que construirla, “es lo que corresponde al carácter viniente que antes descubrimos como condición de la persona” (Antropología metafísica. Pág. 56). Mi vida está determinada por el mundo en el que se encuentra, por la circunstancia, por el lugar donde acontece.

Julián Marías expone algunos de los errores en el pensamiento que han impedido a los filósofos llegar a comprender el sentido de realidad, como el de confundir con la vida las realidades radicadas en ella. A este respecto nuestro filósofo afirma: “la significación milenaria de la palabra «realidad» […] ha estado restringida a las realidades radicadas, únicas que han sido objeto de consideración. Ésta es la razón de que incluso en los momentos de la historia en que más enérgicos esfuerzos se han hecho para escapar al modo de ser de las cosas, se haya recaído pronto, en él” (Antropología metafísica. Pág. 56). Y es que la vida en sí no es objeto de atención pues es la que nos hace entender cualquier realidad. Esta realidad radical que no es mi vida no es cosa, no es objeto, es irreductible a cualquier otra realidad. Julián Marías dice: “Al pensar en la realidad radical, que no es ni puede ser cosa […], no nos enfrentamos con una realidad más, sino con otro sentido de la palabra realidad. Literalmente, esta realidad es irreductible a otra y, por tanto, a la realidad del sentido de las cosas. La dificultad de aprehensión de la vida humana reside precisamente en esto: en que obliga a usar nuevos conceptos, incluso a dar un nuevo sentido al verbo entender”. (Antropología metafísica. Pág. 56)

 

La próxima semana nos adentraremos en la primera parte del capítulo VIII: Interpretación, teoría y razón.