La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Ordinariato personal para fieles anglicanos: andadura inicial

José Luis Santos, Universidades Complutense y San Pablo CEU. Madrid.- La Congregación para la Doctrina de la Fe, siguiendo la norma de la Constitución Apostólica Anglicanorum coetibus (2009), acaba de crear el Ordinariato Personal “La Cátedra de San Pedro” (“The Chair of Saint Peter”) 1.1.2012, en el territorio de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos de América para anglicanos de Estados Unidos que aceptan la plena comunión con la Iglesia católica. 

Anunciado previamente por el arzobispo de Washington, cardenal Donald Wuerl, presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos durante el encuentro de otoño (Baltimore 17 nov. 2011), es el segundo Ordinariato creado por la Santa Sede; el primero había sido creado un año antes por la misma Congregación (15. 1. 2011) para fieles anglicanos británicos “Ordinariato Personal Nuestra Señora de Walsingham” [900 fieles, 60 clérigos].

* Precedentes. Uno y otro habían tenido anteriormente precedentes significativos cuando Juan Pablo II autorizaba accesos personales de fieles anglicanos a la Iglesia católica. En 1980 y años posteriores, en efecto, la Congregación para la doctrina de la Fe, por medio de documentos de “Provisión pastoral”, había recibido en la plena comunión con la Iglesia a algunos fieles y eclesiásticos anglicanos de diversos países. Según la información vaticana, otros grupos, principalmente procedentes de la llamada “Comunión Tradicional Anglicana”, de Gran Bretaña, Australia, Estados Unidos de América, Canadá, Japón, han manifestado recientemente el mismo deseo y esperan la incorporación plena con la Iglesia: en 2011, un número de fieles y clérigos, no inferior a 2000, de parroquias anglicanas y obispos anglicanos han realizado esta incorporación con motivo del comienzo del año y de los períodos litúrgicos de cuaresma y semana santa.

Diálogo ecuménico. La incorporación de anglicanos a la Iglesia católica en esta estructura personal canónica de ordinariatos (prevista en el concilio Vaticano II y realizada en otros grupos de fieles), según el arzobispo de Canterbury, Rowam Williams, principal representante de la Comunión Anglicana (77 millones de fieles), no constituye una agresión a esta Comunión, sino que es una respuesta católica a fieles anglicanos que no se sienten cómodos en la misma por diversas normas doctrinales y disciplinares y después de haber sido admitida la ordenación sacerdotal y episcopal de la mujer. Esta incorporación tampoco interrumpe el diálogo ecuménico que viene celebrándose por comisiones respectivas entre ambas Iglesias católica y anglicana. Según declaración conjunta del arzobispo católico de Wesminster y el arzobispo anglicano de Canterbury (20, oct. 2009), la creación de estas estructuras personales están “en total armonía con el compromiso ecuménico”.

** El ordinariato personal, estructura eclesiástica de atención a los fieles independiente del territorio, diversa pero similar a los ordinariatos territoriales y en definitiva a las diócesis, se deriva de las disposiciones del concilio Vaticano II, y constituye una experiencia eclesiástica aplicada en recientes ocasiones. En efecto, no crea una nueva figura en el ordenamiento canónico, sino que aplica la figura del Ordinariato Personal, prevista anteriormente para la atención pastoral de los militares en la Constitución Apostólica “Spirituali militum cura” de Juan pablo II (1986) y también para las Iglesias católicas de rito oriental, y similar a las Prelaturas personales (Opus Dei).
Es generalmente de alcance nacional, se establece previa consulta de la Conferencia episcopal del país y trata de conservar en lo posible la identidad del grupo anglicano en cuanto a tradiciones y normas que no sean contrarias al catecismo de la Iglesia católica. Por eso sus parroquias son católicas pero mantienen elementos de su herencia anglicana así como prácticas litúrgicas.
Un ordinario o director, a la cabeza del mismo, tiene como misión promover la atención pastoral de los fieles mediante eclesiásticos convenientemente preparados y dispone de jurisdicción y vida independiente en la Iglesia católica. Su misión se extiende lógicamente a la difusión de la palabra bíblica, sacramentos, acciones litúrgicas, jurisdicción eclesiástica y demás tareas cristianas; conservando en lo posible su patrimonio eclesiástico y litúrgico propio.

Según la constitución apostólica “Anglicanorum coetibus” el ordinario o director es nombrado por la Santa Sede y puede ser sacerdote u obispo (en todo caso regulada su ordenación canónica en la Iglesia católica); la vivencia con su familia en la incorporación católica puede ser autorizada en el caso de permanecer en la condición sacerdotal de casado, admitida en la Comunión anglicana. El grado episcopal, en cambio, según la práctica secular de las Iglesias católica y ortodoxa, por razones históricas y ecuménicas, y como señala también la misma C. A. “Anglicanorumm coetibus”, no admite la condición de casado. El ordinario anglicano-católico es miembro de la Conferencia Episcopal del país; sus sacerdotes forman su presbiterio y pueden ser miembros de los consejos diocesanos de pastoral y presbiteral.

*** Dos eclesiásticos anglicanos, recibidos en la plena comunión católica, han sido ordenados sacerdotes católicos y elegidos para los dos primeros ordinariatos anglicanos: Keit Newton primer ordinario de Nª Sra de Walsingham, para fieles anglicanos británicos y Jeffrey Neil Steenson primer ordinario de “La Cátedra de San Pedro” para fieles anglicanos de Estados Unidos de América.
[Keit Newton, casado y padre de tres hijos, obispo anglicano desde 2002, ministro anglicano por más de treinta años, recibido en la Iglesia católica junto con su mujer en la catedral de Westminster, 1 enero 2011, ordenado sacerdote católico y como tal, no como obispo, fué nombrado por Benedicto XVI primer ordinario personal del ordinariato de Nª sra. De Walsingham. Considera su incorporación católica no como ruptura de la Iglesia anglicana, sino como nuevo paso en la peregrinación de la fé.- Jeffrey Neil Steenson, también casado y padre de tres hijos, procedente de la Iglesia Episcopal,con estudios de Sagrada Escritura, Patrística e Historia de la Iglesia, con largo historial ministerial en la misma, obispo anglicano hasta 2007, en que fué recibido en la Iglesia católica, ordenado sacerdote católico en 2009 y como tal, no como obispo, fue designado por Benedicto XVI primer ordinario personal del ordinariato La Cátedra de San Pedro”].

Los fieles y eclesiásticos anglicanos, que deseen incorporarse al ordinariato, pueden hacerlo comunitariamente junto con sus pastores al constituirse el mismo o con posterioridad de forma personal, una vez hayan obtenido unos y otros la plena comunión católica, y conscientes de que permanece su identidad anglicana en cuanto a tradiciones, ritos y libros litúrgicos que no sean contradictorios con el catecismo de la Iglesia católica.
Los anglicanos candidatos al acceso al orden sagrado dentro de la comunidad recibida en la Iglesia católica pueden obtener los estudios eclesiásticos y la preparación conveniente en los seminarios diocesanos o centros universitarios eclesiásticos, aunque también son atendidos simultáneamente en centros especiales para su identidad de origen anglicano.

Referencia bibliográfica.- Constitución Apostólica Anglicanorum coetibus, 4. nov. 2009.- Congregatio pro Doctrina Fidei. Decreto 15 enero 2011. “Ordinariatus Personalis Our Lady of Walsingwam Angliae et Cambriae”.-Decreto 1 enero 2012. (www.vatican.va) “Erezione dell´Ordinariato Personale di The Chair of Saint Peter e nomina del primo Ordinario”.-C. Corral Blog 177: J.L. Santos, Anglicanos en vía hacia la iglesia católica.