La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El Cardenal Scola: “La esperanza es la clave para salir de la crisis”

El Cardenal Angelo Scola, Arzobispo de Milán, mantuvo la pasada semana, con motivo de la festividad de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas, un encuentro con algunos profesionales de los medios, entre ellos, el director de Il Sole 24 Ore, Roberto Napoletano en el Instituto de los ciegos de Milán.  

En su discurso, el Cardenal recordó de san Francisco de Sales, obispo de Ginebra, que vivió exiliado desde la Reforma protestante y que fue designado como patrón de los periodistas por sus innumerables folios de información para los fieles, que él mismo redactaba y distribuía, “embrión” de lo que conocemos hoy como medios de comunicación de masas.

En su obra Filotea señalaba que “bajo ninguna circunstancia está permitido ir en contra de la verdad y que “siempre tenemos que dar la interpretación más aproximada de la realidad”, todo ello, por el bien de la verdad”.

En este sentido, el Cardenal Scola reiteró la necesidad de que los periodistas cuenten los hechos “con la distancia crítica necesaria” y  afirmó que “nunca debemos olvidar que siempre hay un ‘antes y otro’ respecto a lo que acontece”. Por ello, subrayó que “debemos tener cuidado de dos grandes enemigos: la falsa objetividad y la credibilidad». “La primera, prosiguió, nos da la ilusión de ser capaces de hablar, independientemente de nuestros prejuicios, cuando en realidad, el prejuicio es inevitable, lo que importa es cómo viene contado. El secreto consiste en desmarcarse, indicando de qué punto de vista partimos”. Y con un tono irónico, habló a los periodistas de su tendencia a “tergiversar” las noticias según su conveniencia.

Por su parte, el director de Il Sole 24 Ore, se refirió en su intervención a la responsabilidad de los profesionales de la comunicación y destacó que su periódico siempre se ha distinguido por “su vocación para asegurar una historia real tanto como le sea posible”. Pero, advirtió que esa responsabilidad es necesaria en todas las profesiones y no sólo en el periodismo.

Preguntado el Cardenal Scola por la crisis que atraviesa el mundo actual, dijo que solo se puede salir con esperanza. En concreto, se refirió al drama de los jóvenes ante el futuro laboral que les espera y sostuvo que la Iglesia debe “proclamar la centralidad de Dios en la vida de los hombres” y “la centralidad de la verdad”.