La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Cómo viola la conciencia el Gobierno de Estados Unidos

Por primera vez en la historia de Estados Unidos el Gobierno federal obliga a unos ciudadanos y organizaciones a adquirir un producto que viola sus conciencias. Así de claro y rotundo se ha pronunciado el Arzobispo de Nueva York y Presidente de la Conferencia Episcopal Estadounidense. Monseñor Dolan denuncia las medidas adoptadas por la Administración Obama para que todas las instituciones y redes sanitarias del país, también las católicas, dispensen contraceptivos y productos abortivos a través de sus programas de salud.

El Presidente Obama y su Secretaria de Estado de Salud pretenden imponer desde el Gobierno y con la fuerza de la ley, la idea de que el aborto no sólo es un derecho, sino que el embarazo puede llegar a ser una enfermedad. De modo que la Administración Obama no sólo comete una aberración científica sino que se arroga el derecho a violentar la conciencia de los estadounidenses.

Como recordaba el Papa en su discurso a un grupo de obispos de Estados Unidos, la Libertad religiosa, no es sólo libertad de culto, sino el derecho a actuar y a comprometerse en el mundo de acuerdo a las propias convicciones. Con razón alerta Benedicto XVI que la labor y el testimonio públicos de los católicos está en entredicho. No es sólo la secularización inducida de la sociedad, sino el desmantelamiento forzado de infinidad de servicios que cumplen una inestimable función social, especialmente para los más necesitados.