La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Silencio y palabra: camino de evangelización

En la festividad de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas,  Benedicto XVI ha hecho público el Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que este año se celebrará el domingo 20 de mayo bajo el lema “Silencio y Palabra: camino de evangelización”.

El silencio y la palabra son dos momentos de la comunicación que deben equilibrarse, alternarse e integrarse para obtener un auténtico diálogo y una profunda cercanía entre las personas. Cuando palabra y silencio se excluyen, la comunicación se deteriora; sin embargo, cuando se integran recíprocamente, la comunicación adquiere valor y significado.

En nuestros días vivimos un incesante flujo de preguntas que manifiesta la inquietud del ser humano siempre en búsqueda de verdades, pequeñas o grandes, que den sentido y esperanza a la existencia. La Red se ha convertido en uno de los lugares donde ese flujo constante llena nuestras vidas de ruido e información. Esto plantea riesgos y también abre  oportunidades. Convenientemente gestionados los espacios digitales pueden ayudar a vivir momentos de reflexión y de auténtica interrogación, y también a encontrar espacios de silencio y oración para compartir la Palabra de Dios. Esto es especialmente importante porque silencio y palabra son elementos esenciales e integrantes de la acción comunicativa de la Iglesia, para un renovado anuncio de Cristo en un mundo contemporáneo sediento de significado y de respuestas.