La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El Arzobispo de La Habana afirma que «hay consenso en la población cubana para recuperar los valores de la juventud»

En el programa “El Espejo” de la Cadena COPE que dirige y presenta José Luis Restán, el arzobispo de La Habana aseguró ayer que “es muy importante la presencia de la Iglesia en la sociedad”. El cardenal Jaime Ortega ha explicado que en muchas ocasiones “un laicismo, un secularismo o una ideología” quiere sacar a la Iglesia de la sociedad y que sólo esté en el ámbito privado”. 

 

En opinión del arzobispo “el gran logro del Papa Juan Pablo II fue comenzar esta lucha que continúa el Papa actual para que Dios no sea sacado de la sociedad”. Según el cardenal Ortega, en Cuba “existe un consenso sobre la necesidad de recuperar valores en la juventud, no sólo en el comportamiento de unos con otros, sino también en la manera de enfrentar la vida, el trabajo”.

 

El arzobispo de La Habana explicóque el Papa Benedicto XVI, que realizará una visita pastoral del 26 al 28 del próximo mes de marzo “nos ha convocado a una nueva evangelización que va unida a un crecimiento humano. Así lo hizo la evangelización española de América y ahora es lo que para esta época tenemos que hacer”.

 

El cardenal Ortega añadió que “la evangelización es un gran servicio no sólo eclesial interno nuestro, sino un servicio a toda la sociedad”. “Esa evangelización desgastada, en muchos casos borrada, en otros casos secularismos, ideologías, han hecho mella en toda una serie de valores cristianos, de modos y actitudes vitales que son imprescindibles para el bien andar de la sociedad”.

 

La visita del Pontífice a la isla coincide con las conmemoraciones por los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen del la Caridad del Cobre, patrona de Cuba. El arzobispo Ortega ha indicado que para el pueblo cubano la Virgen de la Caridad es la que “nos lleva a la trascendencia y a Dios, que nos abre a la fe y que ha mantenido esa fe aún en momentos en que el país pasaba por etapas en que había un esfuerzo por difundir el ateísmo”.