La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

La ONU pide ayuda a la comunidad internacional para cuatro millones de somalíes

El presidente y coordinador humanitario de la ONU para Somalia, Mark Bowden, se refirió ayer a la ayuda que proporcionó la comunidad internacional el año pasado para hacer frente a la sequía y la hambruna y dijo que «salvó muchas vidas». Sin embargo, recordó que aún hay cuatro millones de somalíes que necesitan asistencia de forma regular.

El pasado mes de julio se declaró la situación de hambruna en tres zonas del sur de Somalia, tras lo cual Naciones Unidas y sus socios pidieron 1.500 millones de dólares (casi 1.170 millones de euros) para mitigar la crisis humanitaria.

Entre las cuestiones más preocupantes se encuentra el hambre. Con esa ayuda, prosiguió, pudimos «mejorar considerablemente la situación
nutricional y reducir los índices de mortalidad de niños y adultos»,
añadió el coordinador, según el Centro de Noticias de la ONU.

«Los logros son muy frágiles y se necesita el apoyo y el
compromiso continuos de la comunidad internacional», subrayó  owden.

El coordinador destacó que la asistencia proporcionada el año pasado permitió a las organizaciones reducir el número de personas en riesgo de sufrir una hambruna de 750.000 a 150.000 y evitó la extensión de enfermedades como la diarrea y otras afecciones infecciosas mediante la cloración del agua y la mejora de la atención médica.

«Parte de la historia de Somalia es una historia de éxito, pero en un lugar como Somalia el éxito siempre es limitado», reconoció. «El hecho de hayamos conseguido reducir el número de personas que sufren hambruna no significa que ya no haya una crisis. Hay muchas personas que siguen en una situación muy precaria (…) y es posible que vuelvan a sufrir la hambruna», agregó.

En este contexto, Bowden indicó que cuatro millones de somalíessiguen necesitando ayuda de forma regular, lo que incluye alimentos, atención médica y agua y saneamiento. Si no se logra ese objetivo, «el número de personas indigentes aumentará cada vez más», advirtió el coordinador, que precisó que en Somalia hay actualmente un millón y medio de desplazados.