La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
CONVERSATION BETWEEN BELIEVERS AND NON-BELIEVERS

Conversaciones. Capítulo VI. La experiencia de la realidad (II)

ABSTRACT

Chapter VI, part II: “La experiencia de la realidad” (“The experience of reality”).

In this part, Marías puts forward the next idea: distinguishing between life (in general) and my life (in particular) is the key to get experience of life. That’s why the experience of life is not the experience of my own life, if not an experience which comes from the interaction with other lives, from relationships with our neighbours. That is to say, our own life entails connections and relationships with the others. Marías also thinks that these connections are guided by reason.

 

Hoy nos adentramos en la segunda parte del capítulo VI: La experiencia de la realidad de Antropología metafísica de Julián Marías (Alianza editorial. 1995. 224 págs.).

Recordamos el anterior post en el que destacábamos dos conceptos: realidad y experiencia, y que están conectados con el que presentamos hoy.

En esta segunda parte del capítulo nuestro filósofo se hace la siguiente pregunta: ¿cómo puedo tener experiencia de la vida?¿Cómo lo consigo? Lo explica de la siguiente manera: conexionando la vida individual de cada uno, mi vida, con la abstracción de lo que es la vida, en general. A este respecto Julián Marías dice: “¿No estoy dentro de la vida? Y si es así ¿cómo puedo tener experiencia de ella? La distinción […] entre la vida y mi vida permite superar esta dificultad. Estoy dentro de mi vida como realidad radical, pero en ella encuentro otras, respecto de las cuales estoy «fuera». La experiencia de la vida no es experiencia de mi vida. La experiencia de la vida se adquiere en la soledad, retirándose a ella desde la convivencia, y ello es posible gracias a la comunicabilidad de las circunstancias, que se manifiesta sobre todo en las formas del amor y la amistad. En rigor, es mi vida la que tiene experiencia de la vida” (Antropología metafísica, pág. 49-50). Esto provoca que esta experiencia de la vida no sea la de mi vida, sino que es mi vida la que tiene experiencia de la vida. Y esto, ¿cómo se consigue? Con las relaciones con el prójimo que es cómo descubrimos la accesibilidad incompleta del otro, la imposibilidad de poseerlo en su integridad, “es la imposibilidad de la posesión, la recaída en el tiempo, en el futuro, en el proyecto sin el cual no es ni siquiera lo que es presente […] La articulación del ‘yo’ como proyecto con su trayectoria efectiva siempre es problemática. Cuanto más ‘yo mismo’ soy, soy más vulnerable, estoy más abierto a ‘lo que venga’, estoy menos ‘hecho’, soy menos ‘cosa’ y sé qué va a ser de . En la medida en que lo sé, soy menos yo” (Antropología metafísica, pág. 50).

Así pues vemos  que la realidad de nuestra vida, cada uno la suya, implica conexiones, relaciones y es la razón la que las realiza. A esto Julián Marías añade: “Sólo la razón, aprehensión de la realidad en su conexión, […] hace posible la vida humana […] La experiencia de la vida […] hace posible el planteamiento efectivo del problema. Sólo ahora podemos preguntarnos de frente por la vida humana”. (Antropología metafísica, pág. 50). La razón y la experiencia de la vida me permiten saber a qué atenerme.

 

En el siguiente capítulo que profundizaremos la semana próxima, primera parte del capítulo VII: la realidad de la vida humana, Julián Marías responde el interrogante que deja abierto al final de este capítulo: la vida humana.

También del mismo autor :

La experiencia de la realidad (I). http://www.analisisdigital.org/2011/12/16/conversaciones-capitulo-vi-la-experiencia-de-la-realidad/