La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Este no es el cambio

Ayer celebró el PSOE su Comité Federal con el que se ha dado el pistoletazo de salida a las primarias. El partido tendrá que elegir a su secretario general en el próximo congreso que se celebra a primeros de febrero. Por desgracia hay poca diferencia programática entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Carmen Chacón. Este sábado Rubalcaba subrayaba la necesidad de que el PSOE hable con una sola voz, criticando de forma velada que el partido, con Zapatero, se convirtiera en una formación confederal. Y Chacón pedía más democracia interna y reivindicaba la política de Zapatero. La candidata parece estar más cerca del actual secretario general del PSOE y el candidato parece querer separarse de él. Ninguna de las dos posiciones resulta muy creíble.

Doscientos líderes socialistas han remitido una carta a los órganos de dirección en la que piden que se aplace el proceso de elección de nuevo líder. Llevan razón. El socialismo español necesita más tiempo para hacer auténtica autocrítica, para cambiar viejos esquemas de pensamiento, para hacer las cuentas con los 5 millones de votos que ha perdido. A comienzos de la década de los 90, Tony Blair supo dar un giro al viejo laborismo británico y a finales de los 70 González supo abandonar el marxismo como referencia. Un cambio de ese tipo es el que necesita ahora el PSOE.