La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Cumple tres años como arzobispo de Valencia

Monseñor Osoro dice que «la gran crisis de este mundo» es la crisis de fe

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, ha señalado que la «gran crisis de este mundo, pero especialmente de Europa, es una crisis de fe» y «tiene que ver con haber arrinconado a Dios de la vida, de la historia».

Así se ha pronunciado el prelado en una entrevista el día que se cumplen tres años de su designación como arzobispo de Valencia, un periodo «de un enriquecimiento humano y de una experiencia eclesial extraordinarios en todos los aspectos», según ha informado el arzobispado en un comunicado.

Osoro ha hecho balance de estos tres años al frente de la diócesis y ha subrayado que ha intentado «no guardar nada» para sí mismo, sino «hacer una entrega total y absoluta» de su vida a lo largo de este tiempo.

Respecto a los retos que afronta para este año, ha citado el Itinerario Diocesano de Renovación programado hasta el 2014, la creación de vocaciones sacerdotales y el objetivo de que los jóvenes «encuentren la autenticidad que da el encuentro con el Señor o que las familias descubran que son el inicio de la comunidad cristiana».

«Urge trabajar para que las familias cristianas descubran la belleza y la grandeza que tiene el ser eso mismo, familia cristiana, donde aprendemos lo mejor y lo más necesario en nuestra vida», ha apuntado el prelado, que ha destacado que «saber amar, saber perdonar, saber servir, saber entregarse, saber ponerse a disposición de los demás, saber encontrar en el otro a alguien que es más importante que uno mismo se encuentra en esa ‘iglesia pequeñita’ que es la familia».

Igualmente, considera el Arzobispo en la entrevista como «otro reto esencial» que la presencia pública de los cristianos «no sea una anécdota sino que sea cada día más coherente, más fuerte, más evidente, más creíble allá donde cada uno donde esté, en los lugares de trabajo».

En cuanto a la crisis económica, monseñor Osoro asegura que «el esfuerzo que hemos iniciado hay que hacerlo ahora ya mucho mayor, con más caridad pero también con más creatividad, porque lo vamos a pasar peor y nadie puede quedarse atrás».

Asimismo, ha asegurado estar sobrecogido al conocer cómo hay «gente que está prescindiendo de parte de sus ingresos para entregárselo a otras familias que están en una situación peor que ellos» y afirma que «tendremos que hacer muchísimas más cosas».