La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
INVITA A LA LECTURA DE LOS DOCUMENTOS DEL VATICANO II Y DEL CATECISMO

El Vaticano difunde diversas indicaciones pastorales para celebrar el Año de la Fe

Por encargo del Santo Padre Benedicto XVI ,, la Congregación para la Doctrina de la Fe ha hecho pública una not en la que se recogen diversas indicaciones para la celebración del Año de la Fe, proclamado en la carta apostólica “Porta Fidei” y que se desarrollará entre el 11 de octubre de 2012, aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II,  hasta el 24 de noviembre del año 2013. Según el documento vaticano, “cada iniciativa del Año de la Fe busca favorecer el gozoso redescubrimiento y el renovado testimonio de la fe”.

La introducción de la Nota subraya la importancia de los aniversarios del Concilio Vaticano II y el vigésimo aniversario de Catecismo de la Iglesia Católica, querido por el beato Juan Pablo II. En el ámbito de la iglesia universal, el principal evento será la XIII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, convocada por el Papa Benedicto XVI para el mes de octubre de 2012 y dedicada al tema de “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”, durante la cual se celebrará una solemne celebración para dar inicio al Año de la fe. En este contexto, se pide alentar las peregrinaciones de los fieles a la Sede de Pedro, invitar a los fieles a dirigirse, con particular devoción a María, organizando peregrinaciones, celebraciones en los principales Santuarios.

También se destaca que la próxima Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro, en julio de 2013, ofrecerá a los jóvenes una ocasión privilegiada para experimentar el gozo que proviene de la fe en el Señor Jesús y de la comunión con el Santo Padre. Por ello se recomiendan simposios congresos y reuniones de gran escala, que favorezcan la comunicación de auténticos testimonios de la fe y el conocimiento de los contenidos de la doctrina de la Iglesia Católica.

De las indicaciones en el ámbito de las Conferencias Episcopales, destaca la realización de una jornada de estudio al tema de la fe y de su transmisión a las nuevas generaciones; favorecer la reedición de los documentos del Concilio Vaticano II, del Catecismo de la Iglesia Católica y de su Compendio, y aprovechar los nuevos lenguajes de la comunicación de modo que sean accesible a un público amplio, el tema de la fe.

En el ámbito diocesano se pone de relieve una celebración de apertura del Año de la Fe y de su solemne conclusión en el ámbito de cada Iglesia particular, organizar en cada diócesis una jornada sobre el Catecismo de la Iglesia Católica y dedicar una Carta pastoral al tema de la fe, entre otras.

Por último, en el ámbito de las parroquias, comunidades, asociaciones y movimientos se invita a una preparación que parta de la lectura y meditación de la Carta apostólica Porta fidei del Santo Padre Benedicto XVI. Los sacerdotes podrán dedicar mayor atención al estudio de los documentos del Concilio Vaticano II, los catequistas podrán apelar aún más a la riqueza doctrinal del Catecismo de la Iglesia Católica y promover misiones populares y otras iniciativas en las parroquias y en los lugares de trabajo, para ayudar a los fieles a redescubrir el don de la fe bautismal y la responsabilidad de su testimonio, entre otras recomendaciones

“La fe es un acto personal y comunitario: es un don de Dios, para vivirlo en la gran comunión de la Iglesia y comunicarlo al mundo. Por ello, concluye la Nota- las Indicaciones pastorales invitan a todos los miembros de la Iglesia a comprometerse para que este Año de la Fe sea una ocasión privilegiada para compartir lo más valioso que tiene el cristiano: Jesucristo, Redentor del hombre, Rey del Universo”.