La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Para renovar el encuentro con Cristo

El Vaticano creará una ‘secretaría’ para el Año de la Fe y publicará consejos pastorales para celebrar esta iniciativa

El Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización instituirá una ‘Secretaría para el Año de la Fe’ y la Congregación para la Doctrina de la Fe publicará este sábado unos consejos pastorales para celebrar esta iniciativa de Benedicto XVI y «renovar el encuentro con Cristo», según ha informado la Oficina de Prensa del Vaticano el jueves.

El ‘Año de la Fe’ fue proclamado por el Papa el pasado mes de noviembre y comenzará el próximo 11 de octubre de 2012, con el fin de impulsar la doctrina cristiana y el Concilio Vaticano II en la Iglesia Católica.

La nueva Secretaría para el Año de la Fe será instituida dentro del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización y tendrá como objetivo «coordinar las diferentes iniciativas promovidas por los dicasterios de la Santa Sede y aquéllas que sean relevantes para la Iglesia universal». Asimismo, podrá sugerir «iniciativas apropiadas» y dispondrá de una página web específica.

Por su parte, la Congregación para la Doctrina de la Fe publicará este sábado una serie de consejos para «ofrecer su ayuda» a las diócesis, parroquias y movimientos en este ‘Año de la Fe’.

En este sentido, el Vaticano ha informado que estos consejos estarán divididos en cuatro niveles, dirigidos  a la Iglesia Universal, a las Conferencias Episcopales, a las diócesis y finalmente a las parroquias, movimientos o asociaciones católicas.

Con respecto a la Iglesia universal, el Vaticano ha anunciado que se celebrará «una solemne ceremonia ecuménica» para «reafirmar la fe en Cristo de todos los bautizados», aunque no ha especificado si participará el Papa.

La celebración ecuménica tendrá como objetivo «el restablecimiento de la unidad de todos los cristianos y promover otras «iniciativas ecuménicas» con las demás confesiones cristianas.

Además, el Pontífice presidirá una solemne celebración para iniciar el ‘Año de la Fe’ y participará a otros eventos ligados a la renovación de la fe, como el Sínodo de Obispos para la Nueva Evangelización y la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil en el año 2013.

En el ámbito de las Conferencias Episcopales de todo el mundo, el Vaticano invita a los obispos a «mejorar la calidad de la formación catequística eclesial» y a «verificar los catecismo locales» para asegurar «su plena conformidad» con el Catecismo de la Iglesia Católica.

Igualmente, la Santa Sede ha exhortado a los obispos de todo el mundo a utilizar «ampliamente» los nuevos lenguajes «de la comunicación y el arte» en «transmisiones televisivas o radiofónicas, películas y publicaciones» accesibles «a un público amplio, sobre el tema de la fe» y sobre «el significado eclesial del Concilio Vaticano II».

A nivel diocesano, según ha precisado el Vaticano, el Año de la Fe se considera «como ocasión de diálogo renovado» entre «fe y razón»  que deberá llevarse a cabo través de «simposios, congresos y jornadas de estudio, especialmente en las Universidades católicas». Asimismo, la Santa Sede ha pedido que se promuevan «celebraciones penitenciales» en las que se ponga «énfasis» en «pedir perdón a Dios por los pecados contra la fe».

En el ámbito parroquial, el Vaticano propone principalmente celebrar «la fe» a través de la Eucaristía, que es «misterio de la fe y fuente de la nueva evangelización».

Estas iniciativas han sido promovidas por el ‘Comité para la preparación del Año de la Fe’ que forma parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

En este comité se encuentran el prefecto del dicasterio, el cardenal William Joseph Levada, el presidente del Pontificio Consejo para la Educación Católica, el cardenal Zenon Grocholewski y el prefecto de la Congregación para los obispos, el cardenal Marc Ouellet.

Además, también son miembros del comité el prefecto de la Congregación para el Clero, el cardenal Mauro Piacenza, el presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, el cardenal Stanislaw Rylko y el arzobispo de Viena, el cardenal Christoph Schönborn.