La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Un consultor del Vaticano recuerda que la festividad de la Epifanía del Señor conmemora la manifestación de Dios a los hombres “con sencillez”

Ante la festividad de los Reyes Magos, el consultor de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano y presidente de la Asociación Española de Profesores de Liturgia, Aurelio García Macías, ha pedido a los españoles y especialmente a los cristianos que recuperen «el sentido espiritual» de las fiestas navideñas y no pierdan las referencias cristianas de las mismas. A este propósito ha recordado que la festividad de la Epifanía del Señor que se celebra este viernes, conmemora «la manifestación de Dios a los hombres con «sencillez».

Concretamente, ha explicado, en una entrevista concedida a Europa Press, que en este día, los católicos recuerdan la manifestación del Señor a la humanidad en la figura de Jesucristo y ha indicado que se trata de una fiesta de origen oriental. Además, ha remarcado que Dios se presenta «no con fuerza ni poder, sino en la sencillez de lo pequeño y pobre».

En general, en estas fechas navideñas que terminan el próximo domingo con la celebración del Bautismo del Señor, García Macías ha pedido a todos los españoles y especialmente a los cristianos que recuperen «el sentido espiritual» de las fiestas y no pierdan las referencias cristianas de las mismas. En este sentido, ha destacado que la Navidad es «un mensaje de humildad, de entrega y de servicio» en medio de un mundo que ha definido como «prepotente y autosuficiente» y ha deseado que la solidaridad propia de este tiempo perdure durante todo el año y toda la vida.

García Macías ha apuntado que las fiestas navideñas, con los adornos navideños, la demanda comercial, los regalos, las comidas familiares y de empresa y las vacaciones, indican «una ruptura con la cotidianeidad» y adentran a la sociedad en un tiempo «extraordinario». No obstante, ha advertido de que «mucha gente desconoce el verdadero motivo» por el que se celebra la Navidad que es el nacimiento de Jesús y también «su epifanía, su manifestación a la humanidad entera». Por ello, ha recordado que la Navidad cristiana es una fiesta «para confesar públicamente la fe en Jesucristo».

El consultor de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano ha explicado que las fiestas navideñas se celebran como hoy se las conoce desde el siglo IV cuando comenzaron a difundirse en la Iglesia. Así, ha recordado que el 25 de diciembre se estableció como celebración del nacimiento de Jesús por coincidir con el solsticio de invierno –cuando el sol empieza a lucir más durante el día– por el que se celebraba la antigua fiesta romana del Sol invicto. Los textos evangélicos empleaban la metáfora del sol para denominar al futuro Mesías –‘Nos visitará el sol que nace de lo alto'(Lc)– y este hecho, según ha indicado García Macías, ayudó a los cristianos a «cristianizar» la fiesta pagana y a fijar el 25 de diciembre la fiesta de la Natividad de Jesucristo.