La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Bajo el lema 'Todos seremos transformados por la victoria de nuestro Señor Jesucristo'

La semana de oración por la unidad de los cristianos se celebrará del 18 al 25 de enero

La semana de oración por la unidad de los cristianos se celebrará del 18 al 25 de enero en todo el mundo, en una iniciativa promovida por el Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos del Vaticano y el Consejo Mundial de Iglesias, según informa la Conferencia Episcopal Española en un comunicado.

Bajo el lema ‘Todos seremos transformados por la victoria de nuestro Señor Jesucristo’, católicos, protestantes y ortodoxos rezarán juntos por la unidad de los cristianos en una iniciativa que se realiza cada año en todo el mundo.

   Este año, los materiales de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos han sido preparados por un grupo de trabajo compuesto por representantes de la Iglesia católica romana, la iglesia ortodoxa y las iglesias protestantes presentes en Polonia.

    En el material distribuido a todas las diócesis del mundo para llevar a cabo esta semana de oración, los representantes de las distintas confesiones cristianas han recordado que «la unidad» de las iglesias «podrá exigir la renovación de algunas formas de vida eclesial que son familiares» lo que es «una perspectiva fascinante», aunque puede también provocar «cierto temor» en los fieles.

   No obstante, han recordado que la unidad tampoco «es una noción ‘cómoda’ de amistad y cooperación» sino que «requiere una voluntad de dejar de competir» entre las iglesias cristianas para «dar dones a los demás y recibir los dones que dan los otros» con el objetivo de «poder verdaderamente entrar en la nueva vida en Cristo, que es la única verdadera victoria».

   Así, han precisado a los cristianos que serán «transformados y configurados en Cristo» mientras «rezan y se esfuerzan» por la «plena unidad visible de la Iglesia» por lo que les han exhortado a «profundizar en la fe» para ser «tranformados por la victoria de Cristo».

   Según han explicado los representantes cristianos, a través de «su muerte y resurrecciónm Cristo abarca a todos, independientemente de ganar o perder» para que «todo el que cree en él tenga vida eterna». «Hay sitio para todos en el plan de salvación de Dios» han añadido.  

   Durante esta semana, en cada diócesis se podrá organizar una celebración ecuménica, sin Eucaristía aunque con un intercambio del pan que simboliza la fraternidad entre las iglesias, así como se organizarán diferentes oraciones conjuntas con lecturas, comentarios y preguntas para la reflexión que «exploran los diferentes aspectos» de lo que «la victoria de Jesús» significa para la vida de los cristianos, para su unidad y para el mundo de hoy.