La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Si quieres que Dios te escuche, escúchale tu primero (San Agustin)