La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El presidente de los obispos europeos alerta de que a la crisis económica se une otra ética y antropológica

El presidente del Consejo de Conferencias Episcopales Europeas (CCEE), el cardenal Peter Erdö, ha advertido de la situación económica de «muchos países europeos», marcada «por una grave crisis» lo que provoca «consecuencias muy serias para al vida de la sociedad y del individuo», y ha destacado que «es todavía más profunda e insidiosa la crisis ética y antropológica que se anida especialmente en la vida de las familias, en las estructuras educativas y en los medios de comunicación».  

Admeás, ha asegurado que «también en la sociedad europea existen casos de discriminación» religiosa, aunque «los casos de persecución no sean tan clamorosos como en otros continentes», durante el Encuentro del Consejo de Conferencias Episcopales Europeas celebrado este martes con ocasión del 40 aniversario del CCEE bajo el título ‘Europa y Nueva Evangelización’.

En este sentido, el cardenal ha recordado que el mundo de hoy es un contexto «muy secularizado y paradójicamente, sediento de Dios y de sentido de la vida» por lo que se ha preguntado «cómo hacer para llevar el anuncio de Cristo a quien parece que no está interesado».

Así, ha destacado que a los obispos «no les debe inhibir el hecho de que Europa se encuentra en un ambiente poco acogedor para la propuesta cristiana» y ha recordado cómo en la vida de la Iglesia «aquellos que han sido perseguidos son también los que han demostrado una gran confianza en Dios».

Ellos, según ha destacado el purpurado, no han esperado «a que las circunstancias fueran más favorables para empezar a trabajar en la obra de la evangelización» y ha subrayado que muchas personas en Occidente «han comenzado ya la obra de la nueva evangelización con gran entusiasmo».