La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Desde 1981 se han producido 2,5 millones de rupturas familiares

Desde 1981 se han producido 1.333.476 divorcios y 1.172.710 separaciones. Así lo recoge un informe del Instituto de Política Familiar, que refleja que en este periodo 1981-2010 se ha producido una ruptura cada 6,3 minutos y 229 rupturas cada día. Entre 1981 y 2010 hemos vivido 30 años de divorcios, 30 años de dramas y fracasos y 2,5 millones de rupturas familiares que han afectado a 2 millones de hijos. El divorcio exprés ha agravado e incrementado la ruptura. Desde su entrada en vigor (2005) se han producido el 50 % (636.454 divorcios) del total de divorcios en los últimos 30 años. 

Mientras la ruptura familiar se ha convertido en el principal problemas de las familias españolas las administraciones siguen sin afrontarlo.Urge la derogación de la Ley del Divorcio Exprés ya que ha resultado ser claramente desacertada y ha demostrado su rotundo fracaso. Para Eduardo Hertfelder, Presidente del Instituto de Política Familiar (IPF), «si no se cambian la tendencia del incremento vertiginoso de la ruptura familiar en España iremos a una sociedad sin familias». «Este gravísimo problema afecta no solo a los cónyuges que rompen su compromiso sino que afecta también a cada vez un mayor número de hijos. Así, en los últimos 30 años (1981-2010) se han producido en España más de 2,5 millones de rupturas (1.333.476 divorcios y 1.172.710 separaciones) que han afectado, además, a 2 millones de hijos (1.969.616 hijos afectados).

Los datos sobre rupturas matrimoniales en estas tres década presentan, a su juicio, «un panorama muy preocupante y constatan la necesidad urgente de que las administraciones lo tomen como una de sus prioridades política implementando medidas para evitarlos o, al menos, amortiguarlos», prosigue Hertfelder. En en este periodo se han realizado 4 millones de matrimonios, sin embargo se han producido 2,5 millones de rupturas. O lo que es lo mismo, por cada 10 matrimonios que se han realizado se han producido 6 rupturas familiares.

Añade que avanzamos hacia un «futuro desolador, hacia una sociedad sin familias» y asegura que desde la entrada de la ley del divorcio exprés, se han producido 636.454 divorcios desde el 2005, lo que representan el 50% de los divorcios producidos en los últimos 30 años (1.333.476 divorcios).

Concluye afirmando que «hay que tomar conciencia que el divorcio no arregla ningún problema sino que agrava los que trata de resolver» y recordando que «cuando hablamos de divorcios, hablamos de dramas, de fracasos personales, de desgarros humanos, de hijos perjudicados. Es por todo ello urgente que, frente a la cultura de ruptura actual se desarrolle una cultura de reconciliación. Y ello debe comenzar con la derogación de la Ley del Divorcio Exprés que ha resultado ser claramente desacertada y ha demostrado su rotundo fracaso».