La fidelidad de Dios es más fuerte que nuestra infidelidad y nuestras traiciones (Francisco)

El camino de Steve Jobs

Jay Elliot y William L. Simon. El camino de Steve Jobs. Liderazgo para las nuevas generaciones. Aguilar. Madrid (2011). The Steve Jobs Way. iLeadership for a New Generation.

Pionero en el campo de las nuevas tecnologías, el éxito empresarial de Steve Jobs ha sido fruto de un agudo olfato, que le ha permitido adelantarse a los deseos de los consumidores, combinado con una poderosa creatividad gracias a la cual ha presentado al mercado nuevas tecnologías de alto diseño. Porque si algo puede definir a Jobs es, precisamente, su personalidad, tan alejada de los despistados informáticos como de los empresarios oportunistas que solo buscan hacer dinero.

No se dispone aún en castellano de una biografía de este hombre singular, dado en adopción por sus padres biológicos, expulsado de la universidad, vagabundo en la India y que nunca se ha dedicado profesionalmente a la programación informática. Algunos aspectos de su trayectoria los encontramos en el libro recientemente traducido El camino de Steve Jobs, de J. Elliot, que fue durante un tiempo vicepresidente de Apple. El libro es, más bien, un análisis de la forma de trabajar de Jobs al frente de su compañía.

Elliot le presenta como el modelo de líder, examina su toma de decisiones con la intención de orientar a los jóvenes empresarios en sus tareas directivas. Se trata de una especie de literatura que abunda bajo la etiqueta de coaching, a caballo entre el manual de autoayuda y el libro de consejos. Y, precisamente, desde este punto de vista, el libro se antoja superficial: la genialidad de Jobs no puede copiarse.

Junto con los consejos –atender a los detalles, promover el trabajo en equipo, delegar responsabilidades, reorganizar los departamentos o saber vencer las dificultades–, a lo largo de estas páginas se descubre a un Jobs perfeccionista, trabajador infatigable y con una confianza ciega en sus propias ideas, como pone de manifiesto la historia de uno de sus últimos éxitos: el Iphone.

Por otro lado, hay que destacar que, además de sus proféticas visiones, Jobs estaba obsesionado con la imagen, lo que le llevaba a cuidar la apariencia de sus productos. Y esto tal vez constituya uno de los secretos de su propio éxito: dominar el arte y el juego de las apariencias en sociedades centradas resulta imprescindible.

Antes de finales de octubre se lanzará en EE.UU. la nueva biografía de Steve Jobs escrita por Walter Isaacson, biógrafo de personalidades tan relevantes como Einstein o Kissinger. Se presenta como un riguroso recorrido por la vida de este ídolo tecnológico, basado en conversaciones personales con el propio Jobs. Será entonces la biografía oficial del hasta hace poco presidente de Apple.