La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
MIENTRAS AMNISTIA INTERNACIONAL PIDE A LOS POLITICOS UN COMPROMISO PARA RESPETAR LOS DERECHOS HUMANOS

El portavoz del Gobierno, José Blanco, ataca al Partido Popular por su anunciada intención de modificar la ley del aborto

 

El portavoz del Gobierno y ministro de Fomento, José Blanco, que se ha confesado “católico” en reiteradas ocasiones, ha afirmado que la decisión del Partido Popular de cambiar la actual legislación en materia de “interrupción voluntaria del embarazo” supone un «claro retroceso» social. En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha señalado, sin tener en cuenta el derecho a la vida protegido por la Constitución, que «el PP nunca ha creído en la política de igualdad de mujeres y hombres», y, en su opinión, la intención de los ‘populares’ es «negar a las mujeres su derecho a decidir sobre su maternidad».

«El Partido Popular, añadió Blanco, no está interesado en la eficacia de las medidas sino en imponer a las mujeres una ideología reaccionaria», ha añadido cuando el Gobierno ha hecho precisamente lo contrario: imponer su ideología relativista y contraria a la vida para convertir el aborto en un derecho de la mujer, en contra de la Declaración Universal de Derechos Humanos Asimismo, ha explicado que las medidas aprobadas por el Gobierno en la nueva ley del aborto «han permitido reducir, por primera vez, el número de abortos en España; lo que demuestra que ha sido un acierto», una afirmación que no se atiene a la verdad ya que la disminución de abortos se debe, esencialmente, a la venta sin receta de la píldora postcoital, claramente abortiva..

Amnistía Internacional pide a los partidos la defensa de los derechos humanos

Mientras tanto, Amnistía Internacional ha emitido un comunicado para pedir a los ciudadanos, con motivo de las próximas elecciones generales, que exijan a sus políticos el compromiso de adoptar un Plan Nacional de Derechos Humanos durante la próxima legislatura y medidas que den prioridad a los derechos de las personas, sin mencionar entre estos derechos el primero de ellos, el derecho a la vida, lo cual no deja de ser una petición cínica dado el redspaldo de la organización internacional a las prácticas abortivas.

Asimismo, la organización se ha dirigido a los partidos con representación parlamentaria para que incluyan en sus programas electorales esta propuesta, que daría respuesta a la petición de Naciones Unidas para que los diferentes estados adopten Planes Nacionales de derechos humanos. Amnistía recuerda que durante la celebración del debate sobre el Estado de la Nación, todos los partidos políticos españoles  se comprometieron a adoptar un nuevo Plan para la X Legislatura.   «Los derechos humanos deben trascender los discursos políticos y las acciones aisladas para convertirse en un compromiso político del Gobierno de España a través de un plan elaborado con un enfoque integral y a largo plazo, objetivos concretos y estrategias de acción que permitan contribuir a la consecución de resultados», ha señalado el director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán.

En su opinión, «la pena de muerte, la pobreza, la impunidad, el derecho a la vivienda, a la salud o el racismo, entre otros, deben ser una prioridad por escrito del nuevo Gobierno». Además, Amnistía ha lanzado dos iniciativas de movilización en Twitter y en su página web para que los ciudadanos puedan dirigirse a los políticos y exigirles un compromiso con los derechos humanos.